Última Hora

El portero costarricense, Patrick Sequeira, afronta con ilusión su llegada al equipo del Celta de Vigo y espera que el trabajo y esfuerzo sigan marcando su destino deportivo.

Para el oriundo de Barrio Quinto de Limón, quien cumplía ya su cuarta temporada con el Real Unión de la Segunda B de España, la opción de llegar a un filial que tiene representación en La Liga es una vitrina mayúscula.

“La verdad es que estoy muy contento y agradecido por la oportunidad. Para mí es un gran paso llegar a un filial que su equipo está en Primera, de tener la posibilidad de entrar en la dinámica del primer equipo. Me gusta tomar las cosas con calma y espero jugar lo más que se pueda con el B e ir paso a paso”, comentó Sequeira.

El guardameta de 20 años, imponente en el juego aéreo con su 1,90 m de estatura, recordó donde hizo sus primeros pasos en el fútbol.

“Inicié en Los Ángeles, un equipo de barrio en Cieneguita, luego pasé a Limón, Saprissa, y llevaba ya tres años en el Real Unión, esta era mi cuarta temporada y salió la opción de venir al Celta. Vigo es una ciudad muy bonita la verdad, muy grande, llama mucho la atención”, expresó el jugador.

Sequeira, quien dejó Limón a los 13 años cuando fichó por Saprissa, contó detalles del círculo más cercano en el que se apoya para tomar las decisiones sobre su carrera deportiva.

“Le hago mucho caso a don Ricardo Cabañas y gente que está cerca de él como Francisco Núñez, al igual que mi familia. Soy una persona que absorbe todos los consejos e intento dejarme lo bueno”, concluyó.