Última Hora

Troyes, Francia | El París SG derrotó (2-1) al recién ascendido Troyes este sábado en la primera fecha de la Ligue 1, merced a los goles de su fichaje Achraf Hakimi (19) y de su delantero argentino Mauro Icardi (21).

Kylian Mbappé, ausente en la derrota el domingo pasado en la Supercopa francesa ante el Lille (1-0), sí jugó este sábado, al igual que el fichaje neerlandés Georginio Wijnaldum.

El internacional francés dio el segundo gol a Icardi. El Troyes se había adelantado en el minuto 9 con un remate de cabeza de El Hajjam a la salida de un córner

Mientras la capital París mira hacia Barcelona, donde Lionel Messi tomará la palabra el domingo ante de tomar, quizá, rumbo al PSG, el equipo de Mauricio Pochettino cumplió logrando los tres puntos en su estreno liguero.

Sin Neymar ni Di María, recién llegados al trabajo de sus vacaciones, y aún sin el lesionado Sergio Ramos, y sin el arquero italiano Donnarumma, pero con Kimpembe, Mbappé, y Keylor Navas, los parisinos no temblaron ante los 16.000 espectadores presentes en el Stade de l'Aube.

Y eso que los locales se adelantaron por medio del marroquí Oualid El Hajjam a los 9 minutos.

Pero su compatriota Achraf Hakimi igualaría diez minutos después con un buen disparo previo pase del español Ander Herrera.

Menos de dos minutos después, de nuevo el español encontró a Mbappé a espaldas de la defensa, quien dio un pase atrás a Icardi para el segundo gol parisino.

Y horas antes, el Lyon, uno de los equipos llamados a pelear por los puestos altos de la Ligue 1, concedió un empate (1-1) en casa ante el Brest en el debut en partido oficial de su nuevo entrenador Peter Bosz.

El internacional argelino Islam Slimani respondió para el Lyon (62) al gol inaugural del Brest firmado por Ivan Cardona (43).

Slimani, que había comenzado el choque en el banquillo, igualó tras un pase de cabeza del ex del Villarreal, el camerunés Karl Toko Ekambi.

Con un 75% de posesión en el primer tiempo, el Lyon se mostró incapaz de crear la menor ocasión, mientras que Cardona culminó un rápido ataque con un disparo lejano, el único entre los tres palos de los bretones antes de la pausa.

Este primer tropiezo demuestra que el técnico neerlandés Peter Bosz tiene aún mucho trabajo por delante para desarrollar el fútbol atractivo y ofensivo que desea.

Si bien es cierto que el brasileño Lucas Paquetá, que disputó la Copa América con Brasil, no está en su mejor forma y no entró en el césped hasta la hora de partido, mientras que su compatriota Bruno Guimaraes acaba de conquistar el oro olímpico con Brasil en Tokio.