Última Hora

El volante nacional, Paolo Jiménez, quien milita en el Nacional de Potosí, cumple mes y medio de aislamiento social junto a su esposa e hijo.

Por el momento Jiménez solo puede salir de su casa para adquirir alimentos. 

La situación empieza a desesperar al exbrumoso, quien asegura no tener claro que pasará con la liga de ese país.

“Aquí todo igual, el problema es que los casos de contagios sigue en aumento, entonces no se pueden tomar determinaciones hasta que la situación se empiece a controlar. Lo que han mandado en el chat del equipo es que siguen en conversaciones”, indicó el volante.

Por ahora la posibilidad de cancelar el torneo no es una alternativa, pero el legionario está claro que si la situación respecto al COVID-19 no mejora, el dar por finalizada la liga sería una opción.

Actualmente, Bolivia cuenta con más de mil casos confirmados por COVID-19 y al menos 55 personas fallecidas.