Última Hora

El Real Madrid viajó a Alemania con sus mejores galas, de frac, consciente en que enfrentar al Borussia Dortmund era por mucho su primera gran tarea de la temporada.

Y para ello echó mano del costarricense Keylor Navas como portero titular, pese a 110 días de inactividad y una lesión que se alargó más de la cuenta.

El tico le ganó el pulso a Casilla quien lo venía haciendo bien, pero el cartel del rival hizo tomar la decisión de Zidane de decantarse por su titularidad. 

Pero esa inactividad le costó caro no solo al tico, sino al Madrid que empató 2-2 en su visita a Alemania. 

Y es que Keylor regaló el empate provisional al Dortmund y metió en problemas al Madrid, esto pese a que él mismo ahogó la victoria al Borussia. 

Desde el arranque el Dortmund acosó al Madrid y le faltó el respeto al actual campeón.

Sin embargo, en un contragolpe letal Cristiano Ronaldo olvidó sus berrinches previos y marcó el 1-0 tras taconazo de Bale apenas al minuto 16.

A partir de ahí el cuadro alemán crecería en el juego y atacaría sin piedad.

Fue ahí donde la figura de Navas comenzó a hacerse grande en el arco.

Primero a Gonzalo Castro tras tiro libre (al 12') y en casi cuatro ocasiones más a Aubameyang, por mucho el más insistente del partido. 

Pero cuando parecía que su imagen se veía santificada en su retorno, el tico falló en el peor momento del partido.

Tras un remate de tiro libre apostó por despejar al centro un balón que chocó en la cabeza de Varane y le dejó a Aubameyang servida la anotación al 42’.

La mala decisión del meta costarricense le regaló un gol al Dortmund que se encendió como fuego e hizo suyo el partido.

Navas tuvo que remar contra su inseguridad y conforme pasaron los minutos, y los remates, fue creciendo en el partido. 

Y para salir adelante, el meta hizo lo que mejor sabe: salvar a su equipo con innumerables intervenciones, varias vitales que ahogaron el ímpetu alemán.

Porque pese al error garrafal, el tico tuvo intervenciones salvadoras que salvaron puntos vitales en Champions. 

No fue hasta que Schürrle recibió un balón en el área y lanzó a quemarropa un remate imposible para el arquero para sellar así el 2-2 definitivo.

El Madrid sale de pie de su visita a Alemania, probablemente su partido más duro del grupo que comparte con Sporting de Lisboa y Legia de Varsovia. Eso sí la sensación es que el torneo no será nada fácil si quieren lograr otra vez la Champions.

Para Navas fue un partido de contrastes, regaló un gol fácil al equipo amarillo, pero salvó otros que bien pudieron firmar una debacle merengue. 

Repase las principales incidencias del juego acá: