Última Hora

Por muchos años se hablará de la leyenda de Keylor Navas, aquel tico que llegó a defender el arco del Real Madrid y el París Saint Germain con gran sensación, aquel que ganó tres Champions y jugó cuatro finales de dicha competición, en todas siendo punto alto.

Pero también están los partidos como los de este miércoles, donde el costarricense simplemente estuvo en boca de todos al registrar uno de sus mejores partidos en el principal torneo de clubes del mundo.

Tras un cómodo 1-4 en la ida, el PSG estaba confiado y tranquilo con la ventaja obtenida. Tal vez tranquilos en que la clasificación difícilmente se les escaparía, sin embargo, al final los franceses sudaron de más y gracias a las manos salvadoras del portero tico y un penal concretado por Mbappé lograron un empate 1-1 (global 5-2) que les permite eliminar al Barcelona y acceder a los cuartos de final de la Champions.  

Tras solo ver los primeros minutos del juego de vuelta, la situación se tornó más complicada de la que muchos creían y Navas fue fundamental al registrar 10 paradas vitales en todo el juego.

Desde el minuto 18, Navas comenzó con su concierto de salvadas, la primera de ellas a Dembelé, luego el siguiente fue Messi y por último al estadounidense Sergiño Dest.

Navas mantenía en pie al PSG que no pasaba del mediocampo tras la presión del Barça.

No fue hasta que, en una de esas contras, tras paradón del tico, el defensor Lenglet pisó a Mbappé, jugada que fue revisada por el VAR y terminó con un penal a favor para los parisinos.

Mbappé se encargaría de definir desde el manchón blanco para el 1-0 y el global 5-1, de paso su cuarto tanto en la serie al 30’.

Pero el Barcelona no se amedrantaría y con toda la furia del mundo enviaría un remate fuera del área directo al arco imposible para Navas que puso el 1-1 (global 5-2) al 37’.

El tico hasta tuvo chance para la polémica, ya que en una jugada salió del área y chocó con Dest, en lo que muchos vieron como penal.

Lo mejor vendría al 45+1’. Penal de Kursawa sobre Griezmann. Desde los once pasos Messi nuevamente, el duelo abierto, remate y… pum, justo a los pies del tico que por primera vez le detuvo un penal al argentino, considerado por muchos el mejor futbolista de la historia.

Con el penal murió parte del ímpetu del Barça, pese a que siguió dominando el control de la pelota, pero los ataques fueron disminuyendo con el desarrollo del juego.

Keylor volvió a ser fundamental al desviar dos remates, el primero de Sergio Busquets y un cabezazo de Dembelé que pudieron acercar más al Barcelona.

El empate le permite al PSG inscribir su nombre en el sorteo de cuartos de final y de paso agigantar la leyenda del guardameta costarricense.