Última Hora

El París Saint-Germain prosigue su escalada en la Ligue 1 merced a su cómoda victoria en Niza (3-0), con un gran partido del delantero Kylian Mbappé, de vuelta tras superar el coronavirus, en la 4ª jornada del campeonato francés.

El guardameta costarricense, Keylor Navas, fue titular por segundo encuentro con el conjunto parisino.

Mbappé anotó en el minuto 38 de penal que él mismo provocó, y dio el pase de gol en el 2-0, obra del argentino Ángel Di María (45+1). El brasileño Marquinhos acabó de sentenciar con un remate de cabeza en el 66, a centro del 'Fideo'.

En su primer partido de la temporada con el PSG después de su test positivo por coronavirus, Mbappé mostró su mejor nivel. Incluso anotó el que habría sido el 4-0, de no haber sido anulada la jugada por un fuera de juego previo de su asistente, el alemán Julian Draxler.

Única mala noticia del día para el PSG, la lesión de Idrissa Gueye, que abandonó el terreno de juego en el primer tiempo.

El marcador es reflejo del dominio parisino, que tuvo ocasiones incluso para aumentar la cuenta.

Con dos derrotas y dos victorias en cuatro fechas, los hombres de Thomas Tuchel, vigentes triples campeones de la Ligue 1, ofrecieron su mejor versión y se colocan séptimos, a cuatro puntos del líder Rennes, que ganó el sábado al Mónaco (2-1).

El París SG, subcampeón de Europa hace menos de un mes, había arrancado muy mal la nueva liga francesa, con dos derrotas la pasada semana (1-0 ante Lens y Marsella), pero esta semana ha conseguido corregir el rumbo, ganando el miércoles 1-0 al Metz, sufriendo y con un tanto en el descuento, y ahora con este 3-0 en Niza, ante el que confirmó su mejoría.

Por su parte, el Montpellier goleó 4-1 al Angers (11º) y es tercero en la clasificación, a un punto del primer lugar del Rennes.

El Metz, que había perdido sus tres primeros encuentros, reaccionó ganando 2-1 al Reims, que apenas suma un punto de doce posibles este curso y es penúltimo.

Colista, sin puntuar, es el Dijon, que ha perdido sus cuatro partidos disputados. El último, este domingo por 1-0 en Estrasburgo (18º), que había caído en las tres primeras jornadas y suma así sus primeros puntos.

Por su parte, el Brest (9º) derrotó 3-2 a otro teórico rival por la permanencia, el Lorient (16º).