Última Hora

Leipzig, Alemania | Al lado de los "Cuatro fantásticos" del ataque, Keylor Navas merece un lugar en el Panteón de los superhéroes del París SG: en gran forma, el guardameta costarricense aborda el partido crucial en Leipzig del miércoles en Liga de Campeones (20h00 GMT), con mayor responsabilidad, sin Neymar ni Kylian Mbappé.

París SG presume de tener uno de los mejore cuartetos de ataque de Europa (Neymar-Mbappé-Icardi-Di Maria), pero en esta temporada tan particular, su jugador más regular está en el arco.

Con solo tres goles encajados en nueve partidos de campeonato, lo nunca visto en la era catarí que empezó en 2011, el club conoce una solidez defensiva que ayuda a Keylor a mantenerse en un nivel elevado.

Mientras que Neymar, Kylian Mbappé, Angel di Maria y Mauro Icardi afrontan problemas de lesiones, suspensiones e incluso de confianza en el caso del último, Navas ha logrado un inicio de temporada pleno que hace de él uno de los jugadores del equipo parisino en mejor forma del momento.

"El chico sigue siendo fiable, calmado, tranquilo. Tiene una alta calidad. Este chico es un regalo para el club y para mí", señaló el entrenador Thomas Tuchel, tras el triunfo en el terreno del Basaksehir Istanbul (2-0) el pasado miércoles, donde el costarricense realizó varias paradas decisivas.

- Penal parado -

En los tres goles concedidos en el campeonato francés, Navas solo estaba en el arco una vez (contra Angers, en una victoria por 6-1). La única derrota con él, fue contra Manchester United (2-1) el 20 de octubre, en un partido en que paró un penal (que finalmente fue lanzado de nuevo, y transformado, por Bruno Fernandes).

El sábado en Nantes (3-0), el exportero del Real Madrid se distinguió de nuevo en ese apartado, parando el penal de Abdoul Kader Bamba. 

Ese día, llevó desde el inicio el brazalete de capitán, en ausencia de Marquinhos y de Presnel Kimpembe, señal de reconocimiento de su influencia creciente en el seno del club.

"La ciudad de París me sorprendió mucho. No sabía lo que iba a encontrar. La gente ha sido muy buena conmigo desde el primer día, muy respetuosos. Y yo me doy al cien por cien todos los días. Estoy muy contento de estar aquí", declaró a principios de octubre a la cadena Téléfoot.

Siempre sobrio en sus declaraciones, el exjugador del Real Madrid parece imperturbable en ese sentido, incluso en el debate sobre el eje de la defensa, donde el centrocampista Danilo Pereira fue instalado por Tuchel en lugar de Marquinhos, que adelantó su posición.

- "Permanecer tranquilo" -

"Trato de mantener la calma y que esos logros no se vayan a la cabeza por un mal camino. Y en los momentos difíciles, igual: Dios me da la fuerza para saber que tengo el talento que me ha dado, tengo esas cualidades y esos dones para poder reponerme a esa situación", declaró el jugador en una entrevista al diario español El País.

El siempre sereno costarricense de 33 años, triple vencedor de la Liga de Campeones (2016, 2017, 2018) con el Real Madrid, ha apagado las dudas que siempre ha acompañado al puesto de portero en el PSG, donde, antes de él, ni Gianluigi Buffon ni Alphonse Areola ni Kevin Trapp lograron imponerse.

Sus actuaciones más resaltables incluyen sus diez paradas en el campo del Real Madrid (2-2) el 26 de noviembre de 2019, en un partido de la fase de grupos en que Mbappé y Neymar no estuvieron muy acertados. 

Las dos superestrellas, lesionados, no estarán en Leipzig, para un partido decisivo con vistas a la calificación a octavos. Frente a un equipo ofensivo, que dispara mucho a gol, Navas debería tener mucho trabajo.

"Leipzig es un gran rival, estamos felices de volverlos a enfrentar, pero cada partido es diferente. Vamos a intentar ganar los dos encuentros", declaró el sábado Navas a Canal+.

En agosto, en la semifinal de Champions entre ambos equipos, ganada por París SG (3-0), Navas no estaba, debido a una lesión. Leipzig lo conocerá ahora.