Última Hora

Hay una vida más allá del Real Madrid y Keylor Navas lo demostró.

Hace un año las principales dudas sobre el futuro del costarricense eran por ver si el tico se perdería entre el mar de jugadores en Europa, si sería “uno más” o bien si seguiría en lo más alto.

El hecho de abandonar el Real Madrid, club más mediático del mundo, donde ganó todo lo que quiso y brilló entre Cristiano Ronaldo y Sergio Ramos, parecía que sería difícil de superar o bien de mantener ese estilo “top ten” del mundo.

Pero en París lo consiguió. No solo brilló dentro de la cancha, eso sí con una temporada atropellada por la pandemia, si no que encontró en Neymar, Icardi y Di María mantener ese halo de estrella mundial e incluso ganarse en poco tiempo el cariño de los franceses.

Y es que de cuatro títulos que defendió en el arco del PSG, el tico se colgó la medalla de campeón en tres ocasiones y solo le faltó cerrar la temporada con la cereza del pastel que pudo ser la Champions League.

En su primer año en París, Navas ganó los títulos de la Ligue 1 (terminada antes de tiempo por la pandemia), en la que disputó 21 partidos y registró solo 18 goles en contra.

También se coronó campeón de la Copa de Francia ante el Saint Etienne. El tico solo disputó tres partidos en esta competición.

Además, fue determinante para ganar la Copa de la Liga ante el Olympique de Lyon al detener el penal del triunfo y sellar así su triplete.

Ya en el regreso a la Champions League, el tico tuvo que abandonar el partido ante el Atalanta por una lesión en su muslo que lo marginó de las semifinales ante el Leipzig, eso sí, pudo estar a tiempo para la final en la que perdieron ante el Bayern Munich por 1-0.

Precisamente, Navas confirmó en este partido que no solo con el Real Madrid podía vivir estas grandes citas y más bien registró para su estadística su cuarta final del máximo torneo continental.

Pese a todo, Navas quedó al margen del equipo ideal del certamen, aunque para los aficionados parisinos, el costarricense rápidamente fue considerado como una de las grandes figuras del equipo a nivel de Neymar y Mbappé.

Durante toda la temporada, el portero registró 35 partidos jugados y 3.169 minutos, 26 goles en contra, 19 partidos en los que no recibió ninguna anotación.

De ahí el motivo del tico por conmemorar su primer año en el PSG.

“Hoy se cumple un año de esta foto. Es un buen momento para hacer balance y quedarnos con todo lo bueno que Dios nos ha regalado en esta etapa. Muy feliz por seguir creciendo en este club rodeado de grandísimos futbolistas y amigos... Gracias a todos los que lo hacen posible. En especial a mi familia y los que siempre me apoyan!”, mencionó en su cuenta de Instagram.

No cabe duda que la decisión del tico fue la mejor, pues el PSG es un equipo armado para el éxito y eso en Francia lo tiene garantizado, aunque en Europa sigue siendo una ambición que poco a poco comenzó a gestar y en la que el tico es también protagonista.

 

Ver esta publicación en Instagram

Hoy se cumple un año de esta foto. Es un buen momento para hacer balance y quedarnos con todo lo bueno que Dios nos ha regalado en esta etapa. Muy feliz por seguir creciendo en este club rodeado de grandísimos futbolistas y amigos... Gracias a todos los que lo hacen posible. En especial a mi familia y los que siempre me apoyan! Ça fait aujourd’hui un an que cette photo a été prise. C’est un bon moment pour faire le point et pour garder toutes les bonnes choses que Dieu nous a offert durant cette étape. Je suis très heureux de continuer de grandir dans ce club, entouré de si grands footballeurs et amis… Merci à tous ceux qui rendent ceci possible. Et merci particulièrement à ma famille et à ceux qui m’appuient sans cesse! Pura vida! #icicestparis #allezparis #psg

Una publicación compartida por Keylor Navas Gamboa (@keylornavas1) el