Última Hora

El volante costarricense, Celso Borges, se integró de lleno a los trabajos con el Deportivo La Coruña e incluso anotó este miércoles en el duelo amistoso que ganaron 5-0 ante el Arzúa.

El nacional brindó su primera conferencia de prensa para luego saltar al campo para jugar los segundos 45 minutos y anotar el cuarto gol de los blanquiazules al 63' de partido.  

Borges regresa a la que fue su casa entre 2015 y 2018, sin embargo, ahora no competirá en la máxima categoría en España, sino en Segunda B, la tercera división de ese país.

“No tengo problema de jugar en Segunda B porque para mí estoy jugando con el Dépor”, comentó el volante de 32 años, quien rescindió su contrato con el Göztepe de Turquía.


“Estaba deseoso de venir acá una vez que se concretaron todos los detalles. Quería hacer mi papeleo rápido en Costa Rica. Entrar con una sonrisa de oreja a oreja representa cómo me siento en este club.

“El reto deportivo es enorme y lo veo como una oportunidad muy bonita para volver a llevar al Deportivo donde tiene que estar”, añadió el tico.

Borges asegura que intentó volver al club desde enero, pero no se logró concretar el acuerdo. Además, confirmó que contrajo matrimonio con la española, Marta Peralta.

“Aquí soy feliz, aquí me encuentro bien, es un lugar donde siempre me trataron bien, me siento bastante cómodo en la ciudad, a mi esposa y a mis padres les encanta”, agregó para luego dar relatar algunas conclusiones sobre su paso por la liga turca.

“La experiencia en Turquía me hizo valorar las cosas que tenía por acá, me ha hecho más agradecido con la vida. Antes pensaba mucho en el futuro, ahora disfruto mucho donde estoy”, expresó el mundialista de Brasil 2014 y Rusia 2018.

Para lograr el añorado ascenso prioriza el trabajo grupal, aunque como figura de experiencia reconoce que debe “dar un paso al frente”.

“Debemos ser muy constantes y sacar la mayor cantidad de puntos, a veces jugando bonito y en otras ocasiones no”, concluyó.