Última Hora

Contento por volver a las canchas y contar de lleno con sus jugadores convocados, así se mostró Vladimir Quesada, técnico de la Selección Sub 20 masculina, luego de regresar este miércoles a las canchas del Proyecto Gol tras cuatro meses de parón.

Con la mirada puesta en la eliminatoria mundialista de la Concacaf en esta categoría, los 21 jugadores convocados a La Sele juvenil concentran sus esfuerzos en un proceso de adaptación que les permita retomar el nivel requerido.

“Estamos muy felices de retomar, es un periodo de readaptación que nos complace. Volvimos bajo los protocolos estrictos sanitarios. Los jóvenes están entrenando en tres grupos de siete jugadores, se les realizan los test de diagnóstico con muestras de temperatura, lavados de manos y la desinfección necesaria. Sin duda somos afortunados por volver a lo que nos gusta, jugar fútbol”, explicó el timonel juvenil a la Fedefútbol.

Quesada espera para este reinicio poder observar a jóvenes talentos que ha estado analizando y que han tenido poca regularidad debido al parón que significó la pandemia por el COVID-19.

“Esta primera lista la conforman nuevos jóvenes que hemos estado viendo en los diferentes torneos de Primera, Segunda, LINAFA y hasta Juegos Nacionales. Para ellos se abre la oportunidad de luchar por un puesto en el equipo titular que estará en la eliminatoria”, añadió Quesada.

Los jugadores reconocieron la importancia de poder mostrarse en estos microciclos juveniles para buscar un cupo en la eliminatoria mundialista.

“Estamos contentos de volver, agarrar ritmo y ver a los compañeros. Ahora nos toca trabajar y ganarse un cupo, los trabajos físicos han sido progresivos, extenuantes pero importantes, lo que queremos es retomar ritmo y jugar”, indicó el joven Álvaro Zamora.

El torneo eliminatorio de Concacaf aún no tiene fecha definida para comenzar, pero deberá luchar su boleto ante las selecciones de Estados Unidos, Jamaica y San Cristóbal y Nieves.