Última Hora

Este lunes continúa el juicio de los Seleccionados Nacionales por supuesta difamación contra dos exdirigentes, con la versión de Álvaro Saborío, un testigo incluido de última hora.

Los abogados de Keylor Navas, Bryan Ruiz y Celso Borges solicitaron un testigo extra: Saborío, quien estuvo en la reunión de la discordia junto a Eduardo Li y a Rodolfo Villalobos.

Los futbolistas iniciaron un juicio contra los exfederativos, Adrián Gutiérrez y Juan Carlos Román, por supuesta difamación.

Gutiérrez y Román dijeron en medios de comunicación que, tras Brasil 2014, los jugadores comunicaron que estaban dispuestos a perder partidos si Jorge Luis Pinto seguía al mando de la Tricolor.

Declararon la semana anterior Keylor Navas, Bryan Ruiz, Celso Borges y las esposas de estos futbolistas.

Luego llegó un testigo clave de los exfederativos, Eduardo Li, presidente de la Federación Costarricense de Fútbol en el 2014.

Li fue más allá y afirmó que Navas conocía de una cláusula de confiabilidad que permitía la posibilidad de despedir a Pinto si La Sele perdía tres juegos en fila y, según Li, el portero del PSG sí amenazó con perder partidos si el colombiano seguía al frente del equipo.

Llegó luego el turno de Jorge Luis Pinto, quien reveló que Eduardo Li le había comunicado que su continuidad estaba en riesgo, debido a que Navas, Ruiz y Celso amenazaron con perder partidos si él seguía en el banquillo de la Selección.

La prensa mundial he hecho eco del juicio en San José. Según los analistas, los futbolistas, y en especial Navas, están sufriendo un grave daño a su imagen.