Última Hora

Finalmente la era de Rónald González se acabó al frente de la Selección Nacional.

Y como era de esperar sus números son de escándalo, aunque apenas tuvo pocos compromisos al frente de la Tricolor.

Rónald González fue nombrado como nuevo técnico de La Sele el 30 de setiembre del 2019, luego de que Gustavo Matosas se “aburriera” de la Selección y dejara el barco tirado.

La oportunidad de González se le daba tras tres interinatos, de ahí que se mostrara agradecido con tener al fin una oportunidad ya como técnico fijo.

“Me intentaré equivocar lo menos posible. Hay una sola meta, no hay otra y no es negociable, llegar al Mundial de Catar”, declaró en aquel momento, sin embargo, el sueño se quedó muy corto.

Incluso llegó a decir en su presentación oficial que “era una representación de nuestros técnicos nacionales”.

Pero tras 14 partidos disputados (uno no oficial) su cuento de hadas acabó más pronto de lo pensado.

El estratega cosechó una sola victoria precisamente ante Curazao 1-2 en la primera fase de la Liga de Naciones y que significó milagrosamente el pase al Final Four.

Además, consiguió siete empates y seis derrotas (una no oficial ante País Vasco) para un paupérrimo e indefendible 24% de rendimiento.

Mal ante los rivales del área.

Hay que resaltar que la Selección Nacional llegó este miércoles a 11 partidos sin ganar, su segunda peor racha en los últimos 15 años, igualando la conseguida entre 2014 y 2015.

Pero lo más preocupante es que no pudo triunfar ante ninguno de los rivales que estarán o son firmes candidatos a estar en la octagonal final por uno de los tres boletos directos al Mundial de Catar 2022.

González cayó 0-1 ante Estados Unidos, 0-1 en dos ocasiones ante Panamá en nuestro país, cayó ante México 0-1, empató 0-0 otra vez ante los aztecas en las semifinales del Final Four, cosechó otro empate 2-2 ante Honduras el domingo anterior y la derrota de este miércoles 0-4 ante la selección B estadounidense.

Eso sí, hay que decir que al ahora extécnico le tocó sortear un año 2020 con pandemia incluida donde no tuvo mucha participación y apenas si pudo trabajar con los futbolistas.

La poca evolución en su juego y el hecho de aún no contar con un equipo ya consolidado a pocos meses de la eliminatoria fueron parte de los pecados del estratega.

Por si fuera poco, convocó a algunos futbolistas que sin duda demostraron que no están en su mejor nivel, ya que ni en sus clubes cuentan con regularidad.

De momento la Fedefútbol baraja algunos nombres como eventuales sustitutos y en los próximos días se dará a conocer quién asumirá el banquillo de la Tricolor. 

Youtube Teletica