Última Hora

El técnico interino de la Selección Nacional de Costa Rica, Rónald González, realizó su propia valoración tras la derrota 2-0 frente Corea del Sur.

González asegura que a los seleccionados se les debe medir más allá del resultado debido al periodo de transición por el que pasa la Tricolor.

“Fuimos dignos rivales y por momentos mostramos algunas cosas. Las conclusiones son muy positivas, el resultado evidentemente no, nos deja muy contentos la personalidad de algunos jugadores y la intensidad que sabemos puede mejorar”, señaló González.

El estratega destacó la calidad del rival, una selección que convocó a la mayoría de jugadores que participaron en el Mundial de Rusia 2018.

“Fue un rival sumamente difícil, intenso, con una velocidad muy alta que por momentos nos costó contrarrestar. Fue prácticamente el equipo que participó en el Mundial de Rusia y estamos en un momento diferente a ellos, sin ninguna duda, estamos en un momento de construcción de equipo y de ver figuras”, destaca.


Según González, “cuando llegue el técnico definitivo tendrá como parámetro este tipo de partidos, ya que jugamos contra un rival que tiene años de trabajo y competencias juntos”.

El técnico varió el planteamiento táctico al pasar a línea de cuatro en defensa en busca de más variantes ofensivas.

“Me gustó mucho el primer tiempo, recibimos un gol de penal en uno de los tantos ataques que hicieron a la línea por su velocidad. Por la característica de nuestro equipo intentamos poner gente rápida por los costados”, concluyó.