Última Hora

Los últimos resultados futbolísticos para Costa Rica a nivel internacional, tanto en Selección como en clubes, no son nada alentadores previo al arranque de la eliminatoria rumbo al Mundial de Catar 2022.

La Tricolor no gana desde noviembre de 2019 y las últimas decepciones fueron protagonizadas por Alajuelense y Saprissa, despachados de Liga de Campeones de Concacaf ante dos equipos de la MLS: Atlanta United y Philadelphia Union, respectivamente.

En Teletica.com consultamos a varios expertos si este panorama turbio y generalizado en nuestro balompié puede afectar el rendimiento de la Tricolor en la búsqueda del boleto mundialista.

“Ahorita estamos pasando por esos baches en donde ni los equipos suman puntos, ni ganan, ni meten goles, algo que sucede en Selección Nacional. Dejémoslo en una racha, ya que no se puede anticipar que lo que pasa a inicios de año será lo mismo que sucederá en junio, agosto y setiembre”, menciona el exgoleador nacional, Rolando Fonseca.

Lo que sí está claro para Fonseca, es que el esquema táctico del fútbol tico debe evolucionar, pues considera que las estructuras deportivas están obsoletas y el formato del torneo nacional no ayuda.

“Hay algo que cambiar y tiempo para cambiar. Puedes cambiar la mentalidad, la actitud y la disposición táctica, que es un yerro que hay hoy, los equipos manejan mucho el orden y la posesión, estamos preocupados más por lo que hace el rival y dejamos de hacer lo nuestro.  

“No se tiene claro a qué se está jugando, el norte, cómo es la escogencia de jugadores, por qué cierto perfil. Es un campeonato que premia la mediocridad, entonces cuando no hay competencia, no hay exigencia”, agregó Fonseca.

Jorge Lobo, profesor de la Universidad de Costa Rica, recopila datos estadísticos de las últimas presentaciones de la Selección y encuentra muchas semejanzas al compararlos con lo visto por Alajuelense y Saprissa en Concacaf.

“A nivel de nuestro fútbol se ve un modelo generalizado, no es casual en un equipo y lo que preocupa es que estadísticamente somos pocos efectivos en ese último cuarto de cancha, no podemos generar juego en esa zona. El fútbol se gana por goles y entre más tiros a marco hay más probabilidades de anotar un gol y en eso estamos muy limitados, nos cuesta demasiado”, indicó.

Cuesta arriba.

Añade que es un modelo con el que se ha identificado el jugador nacional, pero que queda lastrado a la hora de salir a competir en el exterior, donde países incluso Centroamericanos pudieron recortar ventajas.

“Para clasificar a un Mundial hay tres plazas y media y dejando a México y Estados Unidos que tienen un nivel superior al nuestro, ese tercer puesto lo podemos pelear porque tenemos un nivel similar a los demás equipos, aunque es pensar muy mediocre. La posibilidad de ir es alta porque el nivel regional lo permite, pero nos podría jugar en contra por que Honduras al parecer está mejorando mucho más”, señala Lobo.

Aunque la eliminatoria nunca ha sido fácil para La Sele, otros agregan que la cuesta podría estar más empinada que nunca.

“Tenemos que alistarnos para una de las eliminatorias más sufridas en cuanto a resultados se refiere, si los jugadores no comienzan a sacar la vergüenza deportiva. Catar puede estar muy lejano. Estamos en un retroceso futbolístico que nos tiene que preocupar a todos. Habló de jugadores, dirigentes, técnicos. Hoy no veo como le podríamos acortar distancias a estos equipos, que ya nos sacaron 10km de ventaja”, destaca el periodista, Minor Solano.

La Tricolor arrancará su ruta rumbo a Catar a inicios de setiembre, luego de disputar la Final Four y la Copa Oro en Estados Unidos.

“Por lo general nos dicen que las distancias se han acortado con rivales inferiores a nosotros, no con los superiores. La brecha es cada vez más amplia con México y ya Estados Unidos es inalcanzable. Ojo con Honduras y Jamaica que no me cabe duda le jugarán a la Sele de tú a tú”, agregó el periodista, Daniel Jiménez.

App Teletica