Última Hora

El técnico de la Selección Nacional, Luis Fernando Suárez, aseguró que para un entrenador es “normal” que se pida su cabeza tras malos resultados.

Esto lo aseguró luego de que un sector, de los casi 7.000 aficionados presentes en el Estadio Nacional, gritase “fuera Suárez” repetidamente, curiosamente justo unos minutos antes de que cayera el gol de Gerson Torres que le permitió a La Sele triunfar agónicamente 2-1 a Honduras.

“Es normal que pidan mi cabeza, es una situación de estrés grande y la situación hay que saberla manejar”, aseguró de forma escueta el técnico de la Tricolor.

Además, al estratega se le consultó si estaría anuente a dar un paso al costado tras apenas conseguir su segunda victoria de la octagonal final de Concacaf.

“En ninguna circunstancia (dejaría el puesto).  

“Me siento totalmente capacitado para el puesto y he vivido mucho este tipo de situaciones”, añadió.

Suárez indicó que el equipo se “desesperó” en algún momento del juego y por eso Honduras se vio superior.

Además, defendió nuevamente al microciclo y los futbolistas jóvenes.

“Hoy tenemos pensado que sumamos a Bennette, Suárez demostró categoría de un chico ya grande, eso sumado a la confianza de Torres por el gol que ayuda a que en determinado momento la Selección salga de esta situación”, manifestó.

Finalmente, reveló algunos planes a futuro para el trabajo de la Tricolor de aquí a finales de enero que se reanude la eliminatoria.

“La idea es proponer a la Comisión técnica que hagamos un diciembre un microciclo tal y como lo hicimos la vez pasada, con los jugadores que creemos que son importantes y que nos pueden ayudar y que no están en las semifinales, así como los que juegan en Estados Unidos y miraremos si es posible en el mes de enero hacer otro”, concluyó.

La Sele regresará a la acción de la eliminatoria el próximo 30 de enero del 2022 ante México en el Estadio Azteca, juego que será a puerta cerrada.

Spotify TeleticaRadio