Última Hora

El rumbo a Catar 2022 se comienza a perder, es un camino de vidrio que en cada paso que se da, se quiebra y amenaza con enviar a La Sele al vacío.

Las malas noticias no cesan y solo esta semana siguen los incidentes al rededor de la Tricolor, como si de un mal presagio se tratara.

Todo comenzó con la renuncia definitiva de Manfred Ugalde mientras el técnico Suárez esté al frente, pues le criticó que no ganó ni un solo duelo aéreo ante Panamá. El futbolista del Twente se bajó y con el se trajo abajo el primer pedazo de vidrio.

Luego vino una convocatoria que lejos de dar esperanza terminó por echar agua fría a las aspiraciones de lograr algo en la triple fecha eliminatoria ante Honduras, El Salvador y Estados Unidos.

En medio de las críticas por el mal desempeño y las dudas por la convocatoria, la Fedefútbol anunció la renuncia de Carlos Watson quien dejó su cargo por problemas de salud, justo cuando la tempestad se hacía más fuerte. El camino de vidrio volvió a despedazarse aún más.

La semana no pudo comenzar más convulsa para la Tricolor, pues en la mañana de este lunes fue Giancarlo González quien se bajó de la Tricolor al asegurar que se le debe dar “más oportunidad a los jóvenes”, pero en su lugar no se decidió llamar a nadie más.

La situación empeoró más cuando antes del mediodía, Rodolfo Villalobos, confirmaba que el duelo ante El Salvador se jugará sin público en el Estadio Nacional lo que lo convierte junto a Jamaica en los únicos países que jugarán sin público la fecha eliminatoria.

“Las fortalezas normalmente se muestran cuando se tienen las adversidades de frente y ayer hablaba con Luis Fernando y hoy tenemos que preocuparnos en las cosas que sumen y no me quiero poner a lamentar una u otra cosa, pero tenemos 25 jugadores que están con todo el deseo de estar en Catar y nos tenemos que enfocar en eso”, explico Rodolfo Villalobos.

Por si fuera poco, el último bochorno tuvo a Randall Leal como participante. Casi se increpa con un aficionado que le recrimiminó sus últimas declaraciones. El jugador había criticado a la afición y la prensa por las comentarios negativos al desempeño de los futbolistas en una publicación en redes sociales.

Con este panorama La Sele llega acorralada a la triple fecha eliminatoria donde viajará a San Pedro Sula urgido en sumar algo tras dos puntos en tres presentaciones.

Luego recibirá a El Salvador el próximo domingo en un completo silencio por la ausencia de público, en un partido que se perfila vital para mantener latente el sueño mundialista.

Finalmente, viajará a Estados Unidos, tal vez el rival más difícil en este momento del área y que nos podría sentenciar de una vez por todas.

El barco de la Selección Nacional que dirige Luis Fernando Suárez se encuentra en lo más fuerte de la tormenta.

Quedará en el capitán y sus tripulantes si de ella se sale enteros o bien si el naufragio está cerca de consumirse.

Youtube Teletica