Última Hora

La Selección Nacional realizó un buen primer tiempo, luego vivió de la renta y eso le alcanzó para firmar un empate 0-0 en su visita a San Pedro Sula.

El punto es bueno por el hecho que es de visita ante un rival complicadísimo en la lucha por acudir a Catar 2022 y en un estadio que lució todas sus galas, llenazo incluido.

Eso sí, el partido nos deja ver las dos caras de La Sele. Un primer tiempo con mucha mejoría y prácticamente registrando el mejor momento en la “era Suárez”.

La otra cara, una Tricolor enconchada atrás, cerrando espacios y aguantando el embate del rival, algo ya acostumbrado en los últimos partidos.

Sí hay que destacar varios aspectos en donde se vio algo de mejora, aunque de forma tibia.

La principal, el uso de cinco defensores que le dan más solidez defensiva a la Tricolor. Punto alto para los tres centrales (Waston- Duarte-Calvo) que se saben al dedillo el libreto y estuvieron muy complementados.

Además, esto le permitió a Ricardo Blanco, quien parece consolidarse bien, así como de Rónald Matarrita que siente bien cuando ataca como un volante más, pero se le ven carencias en defensiva.

A esto hay que añadirle la personalidad del equipo. El partido fue apretado y demostraron garra y coraje en muchas acciones, pese a que el volumen ofensivo sigue en deuda.

Las emociones comenzaron por lo alto para la Tricolor al anotar Jonathan Moya, pero su gol fue anulado por fuera de juego apenas a los dos minutos. 

Luego fue un cabezazo de Kendall Waston al 9' que exigió al portero Buba López tras el cobro de un tiro libre. Esas fueron nuestras jugadas más claras en todo el partido.

Aunque la Tricolor encontró en acciones a balón parado, como los tiros de esquina, la forma para meter en aprietos a Honduras que de momento luce desconectada en el mediocampo. 

Dientes apretados.

Para la complementaria, La Sele sacó el bus.

El técnico Luis Fernando Suárez decidió sacar a Johan Venegas y Jonathan Moya por Jimmy Marín y Luis Díaz, a quienes el partido les costó.

Honduras se vino inmediatamente con todo al frente y el partido se volvió pesado.

Costa Rica se olvidó de la pelota y se la cedió al rival para apretar los dientes y aguantar.

La Nacional volvió a mostrarse como es, como se ha mostrado en los últimos años: un equipo que no gana una segunda bola y que se le imposibilita hacer dos o tres pases seguidos, así pensar en ganar un juego es difícil.

Además, volvemos a depender de quién es nuestro mejor hombre por mucho: Keylor Navas.

A dos minutos para el final, el portero del PSG le ahogó un tiro libre a Arriaga que silenció el estadio. Paradón de postal y pareciera que sin Keylor es imposible soñar con el Mundial.

La Sele sale viva de San Pedro Sula con un punto que sirve mucho y en algo maquilla el desastroso empate ante Jamaica en la fecha anterior, además, compromete mucho a Honduras que sigue perdiendo en casa.

Eso sí, hay que hacer efectivo el punto el próximo domingo ante El Salvador, donde tenemos que salir por los tres puntos a como dé lugar para estar ahí metidos en la lucha por Catar 2022.

Youtube Teletica