Última Hora

Era 30 de mayo del 2014, solo un mes antes de aquel sueño mágico que vivió la Sele en Brasil.

Un joven Kendall Waston lleno de ilusiones quedaba al margen de una lista de 23 convocados por Jorge Luis Pinto.

Aquel día, fue uno de los golpes más duros que vivió el espigado defensor. Pero siempre fiel a su fe y con la fortaleza de su familia de por medio, Waston aseguró a los medios que esto no lo iba a estancar nunca…

Más de tres años después, Waston selló su nombre en las páginas doradas de la historia Tricolor al convertirse en el héroe del boleto a Rusia 2018.

Un cabezazo suyo al 90+4’ hizo estallar como nunca al Estadio Nacional, ese mismo escenario que volvió a celebrar una clasificación mundialista tras 28 años.

Final feliz para un largo drama.

La Sele tuvo por mucho su peor partido en lo que va de la eliminatoria.

Imprecisos en el mediocampo, sin posesión de la pelota y sin generar al menos una opción que hiciera vibrar a las 35 mil almas presentes.

La Sele no carburaba, como no lo hacían Celso Borges y Bryan Ruiz en el centro del campo.

Honduras realizó un planteamiento que desmanteló los planes de Óscar Ramírez. Fue una selección catracha con el sello Pinto por todo lado.

Pinto y Honduras terminaron la primera mitad con una amplia sonrisa, pues de momento el negocio era perfecto

Si el primer tiempo se complicó, el segundo llegó a tener tintes de desastre en muchos pasajes del juego.

Sobre todo cuando Eddie Hernández machacó de cabeza un buen centro de Romell Quioto para el 1-0.

El desaliento de la derrota comenzó a hacerse más fuerte en la gradería. Dentro del campo, el gol fue la cachetada necesaria para comenzar a carburar.

Del Ruiz impreciso pasamos a uno empleándose a fondo y luchando cada balón.

La ayuda llegó del banquillo con los ingresos de Daniel Colindres, Johan Venegas y Rodney Wallace.

Cuando la esperanza se agotaba y el boleto quedaba para el martes apareció el gran héroe de la noche.

Waston cerró un centro del capitán Ruiz desde la derecha y con la receta de la casa selló el pasaporte a Rusia 2018 y cambió la tragedia en alegría.  

Costa Rica se convierte así en la selección número 13 en clasificar a la próxima Copa del Mundo y vuelve a celebrar un boleto en casa.

En la cancha, Kendall corrió como un niño por toda la gramilla, agitó su camiseta mientras daba brincos de mundialista… todo justo al frente del hombre que hace más de tres años lo había descartado de la Copa del Mundo.

¡La Sele clasifica a su quinto Mundial!

Repase las principales incidencias del juego acá: