Última Hora

Una vez terminados dos fogueos para el olvido ante Panamá, la consigna de muchos es que los futbolistas locales quedaron al margen de la Selección Nacional.

Panamá nos derrotó por primera vez en la historia en nuestro país tras 83 años de historia y este martes nos volvió a propiciar la segunda derrota consecutiva, algo que no conseguía una selección del área desde 1999 cuando Honduras nos derrotó dos veces seguidas en una Copa Uncaf en la que fuimos sede.

Estos dos partidos preparatorios, los primeros desde la pandemia, fueron solo con jugadores del ámbito local y la selección todavía se redujo más al dar positivos varios futbolistas de Alajuelense que estaban dentro de la nómina.

Pero la poca producción de juego en ambos compromisos ante los canaleros no hizo más que intensificar la brecha entre los legionarios y los del ámbito local.

Las esperanzas de representación local se cifran en la necesidad de que dependemos de Bryan Ruiz en el medio del campo.

La “Ruiz dependencia” en la Tricolor le abriría las puertas al capitán de Alajuelense a un futuro llamado para las fechas FIFA de noviembre y principios de la eliminatoria.

Otro que estará ahí sí o sí es el caso de Leonel Moreira, ya sea como segundo o tercer portero, pero es de la terna fija.

Junto a él, siempre y cuando se recupere de su lesión, podría aparecer Esteban Alvarado del Herediano. Ambos porteros estarían como suplentes a la sombra del inamovible Keylor Navas.

Esto sacaría de la ecuación a Kevin Briceño (Jicaral), Minor Álvarez (Limón FC) y Darryl Parker (Cartaginés), últimos convocados.

En el bando manudo podría darse una oportunidad de oro para un jugador que es de los favoritos de la afición, Bernald Alfaro.

Sin embargo, Alfaro deberá competir con dos sólidos dentro del engranaje de La Sele, Allan Cruz y Celso Borges. A ellos también se suma Luis Díaz, de ser convocado, y el propio Yeltsin Tejeda.

Precisamente, la participación de Tejeda es otro de los estándares del fútbol nacional que podría meterse en los planes de González.

El volante del Herediano es uno de los gustados en la Tricolor y ha estado en peores momentos dentro de las convocatorias que ahora, por lo que no sería nada raro verlo ahí dentro.

En la contención no se debe descartar al joven brumoso Daniel Chacón, pero su inexperiencia le pasaría factura a la hora de compromisos oficiales y esto lo podría dejar al margen aunque sería bueno ir puliendo el recambio generacional. 

En el ámbito morado, Johan Venegas parece estar firme en las últimas convocatorias y su constante regularidad en el torneo hacen pensar que seguirá siendo tomado en cuenta.

Ver otro morado del ámbito local sería una sorpresa, esto tras lo poco que presentaron Marvin Angulo o Ricardo Blanco. Este último es el más probable por ser el más frecuente en las convocatorias de Rónald González.

En el plano ofensivo parece todavía más complicado. Las últimas presentaciones de Yostin Daly (Sporting FC), Yuaycell Wright parecen dejarlos fuera de los planes de selección.

Jugadores como Jonathan Moya (Alajuelense), Jonathan McDonald (Herediano) y John Jairo Ruiz (Herediano) podrían meterse en una posible nómina, eso sí, deberán subir mucho su nivel, pero ante todo su cuota de gol, un aspecto de urgencia para la Tricolor.

Otros jugadores que podrían colarse son Aarón Salazar del Herediano, pero la competencia con los defensas legionarios le complica las cosas; e Ian Smith de Alajuelense, quien estuvo en el pasado mundial y suele haber muchas esperanzas en su participación, aunque de momento en la Liga le falta brillar más.

A su favor tiene que los laterales (Oviedo y Gamboa) ya están definidos en la titular, pero aún se busca por suplentes en cada banda. El otro en este apartado podría ser Rónald Matarrita, otro de los fijos.

Los partidos ante Panamá confirmaron que la base de La Sele será legionaria y serán pocos los del ámbito local que puedan llegar a colarse en la base del equipo rumbo a Catar 2022, aunque se lleve rato sin ver conformado un equipo sólido.