Última Hora

Esta Selección Nacional asusta, pero no para a bien. Asusta porque parece mentira y cada vez es peor, cuando uno asegura que no puede empeorar uno ve el juego ante los Estados Unidos y se da cuenta que la crisis se agrava con el paso del tiempo.

La selección B o C de los Estados Unidos tuvo un paseo en Salt Lake y humilló a La Sele con una goleada 4-0 que parece poner una lápida a la era Rónald González.

No es personal con el estratega. Pero ya es insostenible tras 11 partidos sin ganar, pero sobre todo poco fútbol, casi nada.

La primera parte fue un baño de realidad. Si algo bien habíamos hecho ante México y en minutos ante Honduras, los jovencitos estadounidenses nos montaron un paseo que nos devolvió a la realidad. Un baile en el que no tuvimos el balón, fuimos superados por completo y en la que la Tricolor ni siquiera consiguió un remate al arco.

Sí, la potencia de los estadounidenses es más que clara y tienen un equipo con hombres en las mejores ligas del mundo, pero no estamos hablando del campeón del mundo Francia o Brasil, es un rival directo por el boleto mundialista y esto es imperdonable.

La pasividad de una defensa partida y la poca coordinación de los encargados de la parte baja le permitieron a Brenden Aaronson romper las redes para los norteamericanos a penas al minuto 7.

Luego vino Leo Moreira (de lo mejor en los últimos partidos) para salvar dos intervenciones claras que pudieron sumar más al marcador.

Sin embargo, el arquero no pudo hacer nada cuando Daryl Dike robó la espalda a un Giancarlo González -que tuvo un juego para el olvido- y puso el 2-0 a tres minutos para el final de la primera mitad.

Con el sonrojo y el pundonor en juego, La Sele intentó mejorar para la complementaria, pero más bien se encontró con dos anotaciones más en su contra.

Yeltsin Tejeda perdió el balón cerca del área y en un contragolpe Reggie Cannon anotó sin problema el tercer tanto al 55’.

Ya sin nada que hacer, Rónald González prefirió probar algunas fichas para dar minutos, pero ya con el papelón firmado.

Más bien fueron los Estados Unidos los que consiguieron un cuarto tanto mediante el joven Gio Reyna desde el punto de penal para el 4-0 definitivo tras un penal provocado por el Pipo González.

La Sele da tristeza por su falta de ganas, de actitud, de ideas y hasta de compromiso… un desastre en todo el sentido de la palabra y del que tienen que venir acciones cuanto antes si no queremos hacer un papelón más en las eliminatorias.

App Teletica