Última Hora

El paso de la tormenta tropical Nate generó preocupación dentro del campamento de la Selección Nacional.

Uno de ellos fue Cristian Gamboa, quien afirmó vivir momentos muy tensos, pues sus papás y abuelitos se vieron afectados por las fuertes lluvias que inundaron varias zonas de la ciudad de Liberia.

“En el momento que supe que Liberia sería de las zonas más afectadas llamé a mis papás. Por dicha no pasó a más, la crecida del río no rebalsó lo esperado y por dicha mis papás se llevaron a mis abuelos a su casa, pero uno pasa una noche de angustia esperando que no pase a más”, mencionó Gamboa.

El lateral aseguró que buscarán amarrar el boleto a Rusia 2018 para llevar un poco de alegría a los costarricenses, tras un duro momento.

“Queremos llevar esa alegría y sabemos lo que significa el fútbol y el partido de mañana, así que podemos regalarles unos minutos de alegría”, añadió.

El defensor Johnny Acosta tuvo un similar pensamiento e indicó que ahora todos tenemos que estar unidos.

“Esperemos que logren despegar un poco la mente y estamos claros que daremos todo por ellos, para darles una alegría”, explicó Acosta.