Última Hora

Locura total, éxtasis, muchas lágrimas de alegría. Los ticos se tiraron a las calles para celebrar el pase de La Sele al Mundial de Rusia, gracias al gol agónico de Kendall Waston en el 90+4, en momentos cuando todo apuntaba al triunfo hondureño.

El epicentro de las celebraciones en San José -y adonde llegan muchos costarricenses de otras partes del país- es la Fuente de la Hispanidad, en Montes de Oca.

La escena de los ticos felices, desbordados en su orgullo por la Tricolor alrededor de la fuente es una postal infaltable cada vez que el onceno patrio logra una medallita más en su palmarés.

Las imágenes son elocuentes en el video que acompaña estas líneas.