Última Hora

Este jueves continuó el juicio que enfrenta a los capitanes de la Selección Nacional con exdirectivos de la Fedefútbol, con la lectura de las conclusiones por parte de los abogados.

En sala del I Circuito Judicial de San José, la parte acusadora solicitó al Tribunal la pena máxima contra los exdirectivos Adrián Gutiérrez y Juan Carlos Román por las declaraciones donde señalaron a Bryan Ruiz, Celso Borges y Keylor Navas como los responsables de la salida de Jorge Luis Pinto de La Sele.

“Le pido al Tribunal que se declare a ambos querellados autores responsables del delito de difamación y se les reprima con 60 días multa, es decir la pena mayor prevista. ¿Por qué pido la pena mayor? Por la gravedad de la lesión al bien jurídico, ya que se hizo eco de esta información en medios internacionales, los querellantes tuvieron que ir a dar explicaciones a sus familias, a sus esposas, compañeros de equipo, fue una lesión muy grande”, indicó la abogada Gianna Cersósimo.

Agrega que, hoy en día, ninguno de los exfederativos ha presentado una disculpa por sus declaraciones.

“Es una conducta posterior muy grave. Pocas personas tienen tanta experiencia en el fútbol como ellos (Gutiérrez y Román), en este país pocas (..). Por lo tanto, las condiciones subjetivas del autor del hecho hacen ver que estaban plenamente conscientes de las grandes imputaciones de sus palabras y, aun así, abrieron la boca y fueron a decir lo que dijeron”, señaló.

La abogada señaló como “ilógico e inverosímil” la declaración de Eduardo Li como uno de los testigos y que lo dicho por el exjerarca de la Fedefútbol no coincide con lo acotado por Rafael Vargas y Noel Ibo Campos, otros testigos del caso.

También añadió que la declaración del exselecionador, Jorge Luis Pinto, “es contradictoria y no es un testigo creíble”.

"Carece de importancia porque, como acto probatorio, él no estuvo en la reunión del Proyecto Gol", señaló Cersósimo.

Youtube Teletica