Última Hora

Este viernes comenzó el juicio de Bryan Ruiz, Celso Borges y Keylor Navas contra dos federativos por el delito de difamación.

Fue en la Sala Primera del Primer Circuito Judicial que se hizo la apertura del caso.

Por la mañana comparecieron Keylor Navas y su esposa Andrea Salas desde el Consulado de Francia, después fue el turno para Bryan Ruiz su esposa Carolina Jaikel.

Ellos figuran como la parte acusadora hacia los imputados de apellidos Gutiérrez y Román, dos exfederativos que estuvieron en Brasil 2014.

La acusación se da por los comentarios de ambos en medios de comunicación asegurando que los jugadores habían manifestado que podían perder partidos si Jorge Luis Pinto continuaba al frente de la tricolor tras el mundial

Bryan Ruiz fue contundente y aseguró que, si el técnico Jorge Luis Pinto continuaba en la Selección Nacional, él probablemente se hubiese separado de la Tricolor.

Keylor Navas sostuvo que sí apoyaba la continuidad de Pinto, pero las declaraciones de los exfederativos le causaron un daño psicólogo que fue ratificado por su esposa Andrea Salas.

Ella comentó que Navas tuvo que tomar pastillas para dormir porque el tema le afectó el sueño.

Se intentó conocer la posición de la parte acusadora pero no fue posible, mientras que la defensa de los federativos manifestó estar de acuerdo con el proceso en este primer día.

El juicio continuará en la tarde con la presencia de Rodolfo Villalobos, presidente de la Fedefútbol.

Para el próximo lunes la declaración será de los federativos, y el martes se tiene programada la audiencia con Jorge Luis Pinto

Los jugadores piden 35 millones a cada uno de los imputados por Acción Civil Resarcitoria.