Por Daniel Jiménez |Por Adrián Fallas |24 de noviembre de 2022, 5:03 AM

Fue un 7-0 contundente, sin apelaciones, sin alma en el campo. España no tuvo piedad frente a Costa Rica y la ridiculizó en el máximo escenario del fútbol: un Mundial.

César Eduardo Méndez, entrenador y con amplia experiencia en selecciones, afirmó que es claro que el planteamiento no funcionó.

"Esa manera de jugar dio resultado en la eliminatoria ante otros rivales, pero ya en un Mundial y ante un rival tan complicado no funcionó. Es un día que quedará marcado tristemente en la historia de los mundiales. El rival superó a Costa Rica en todos los sentidos", comentó Méndez.

Desde la opinión de Méndez, lo más preocupante es que no hubo ninguna acción de peligro en ataque.

"Costa Rica ni siquiera llegó al área, fue una exageración la diferencia que hubo. Es momento de tomar buenas decisiones y encaminar al fútbol de Costa Rica por otro lugar", añadió.

Por su parte, Pablo Izaguirre, exjugador, aseguró que la mayor "nunca se encontró en el partido".

"El nivel ofensivo fue cero, casi sin ninguna llegada al arco de España, le faltó presión, conjunto en mitad de cancha, siempre se llegaba tarde al balón. Hay que sacar conclusiones porque ha sido un resultado fuerte e impactante para el fútbol nacional. Hay dos formas: se sale levantando la cabeza o uno se termina de hundir en los próximos partidos", concluyó.

Sitio Editorial qatar2022