Última Hora

El para taekwondista costarricense Andrés Molina cayó en cuartos de final ante el iraní Asghar Aziziaghdam, pero aún sigue con vida en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

El tico comenzó muy bien su segundo combate del día y tomó la delantera al punto de obligar al iraní, segundo mejor ranqueado del mundo, su mejor combate.

Los tres rounds terminaron empatados a 9-9 con dos reclamos de video incluidos. Sin embargo, al final fue el iraní el que ganó el punto de oro para quedar el combate 11-9.

Pesé a la desazón de la derrota el tico enfrentará en unos minutos a Alexander Lonstra, representante de Aruba, por la ronda de repechaje y podría buscar una medalla de bronce.

En octavos de final, Molina derrotó 12 -6 al representante de Kazajistán Omirali Nyshan.