Última Hora

La surfista costarricense, Leilani McGonagle, no cabe de la emoción luego de obtener su boleto para participar en los Juegos Olímpicos de Tokio.

La oriunda de Pavones, en el Pacífico Sur del país, asegura que desde que tiene memoria ella misma se recuerda disfrutando de las olas encima de una tabla de surf.

“Toda mi familia surfea, mis papás y mi hermano. Como buena hermanita quería hacer todo lo que hacía mi hermano, era surfear o quedarse en la playa viéndolos, creo que aprendí a surfear antes de aprender a caminar (…).

“Comencé a surfear al año y medio y el mar no es solo un lugar donde voy a trabajar para lograr mis metas, también es mi lugar seguro, donde me siento sólida y me desahogo”, expresó entre risas.

Leilani consiguió la clasificación al meterse entre las finalistas del Mundial de la ISA que se realizó en El Salvador, una competencia distinta pese a la experiencia que su corta edad acumula.

“Llegando al final del Mundial comencé a sentir mucha presión y nervios, como durante tres noches no podía dormir ni comer. Al final lo di todo y creo que demostré que tengo el surfing para estar a ese nivel mundial. Quiero mostrar el mejor surfing que tengo”, expresó.

Una de las claves del éxito según la propia atleta, fue viajar con dos meses de anticipación al lugar del evento para conocer las condiciones de la ola, así como la experiencia de toda la delegación.

 “Lo quería tanto que me dolía. Todavía no me lo creo, estoy demasiado honrada de ser parte de esta nueva experiencia, no solo para mí, sino para todo mi deporte, seré una de las 20 mujeres en tener este privilegio”, añadió.

Costa Rica tendrá doble representación en surf femenino, ya que previamente Brisa Hennessy había logrado la clasificación. Según Leilani, ella fue una de las que le propuso a Brisa competir por nuestro país.

“Brisa es una gran atleta, la conocí cuando tenía 14 años y un día me contó que había nacido en Costa Rica, entonces le pregunté si tenía el pasaporte y que necesitábamos más chicas que surfeen y al final está acá con nosotros”, explicó.

Por último, resaltó el esfuerzo que realizan las mujeres por exaltar el deporte a nivel general en el país, así como las variantes que sortean durante una competencia.

“El surf es dependiente del mar y si en esos 20 minutos el mar no es su mejor amigo, será un mal día. Ojalá que en el próximo proceso olímpico seamos más, somos las primeras dos de muchos”, concluyó McGonagle.

Recordemos que el surf también será disciplina olímpica para las justas de París 2024. 

App Teletica