Última Hora

Internacional

Vuelta a la normalidad en Sudáfrica tras tres días de violencia xenófoba

Varios habitantes buscaban entre los escombros de los comercios saqueados para recuperar comida y chapas.

AFP Agencia 4/9/2019 01:25

La calma volvía este miércoles a las calles de Johannesburgo, la mayor ciudad de Sudáfrica, bajo vigilancia policial después de tres días de violencia xenófoba que dejó al menos cinco muertos.

Varios comercios empezaron a reabrir sus puertas en el centro de Johannesburgo y en el 'township' de Alexandra, donde la víspera hubo disturbios, indicaron periodistas de la AFP en el lugar.

Varios habitantes buscaban entre los escombros de los comercios saqueados para recuperar comida y chapas.

El miércoles el presidente Cyril Ramaphosa volvió a condenar los disturbios que empezaron el domingo en Johannesburgo y luego se propagaron a Pretoria, la capital política, y a la provincia de KwaZulú-Natal (este).

"Atacar a los extranjeros no es una buena actitud", dijo antes de una reunión del Foro Económico Mundial de África, en Ciudad del Cabo (suroeste), donde se espera hasta el viernes la presencia de unos quince jefes de Estados y numerosos empresarios.

"Todo el mundo es bienvenido en Sudáfrica", aseguró el presidente del país, que tuvo a Nelson Mandela como mentor.

Desde que empezaron los disturbios, al menos cinco personas murieron y unas 300 fueron detenidas, según la policía. Decenas de tiendas fueron destruidas y se quemaron camiones que se creía que iban conducidos por extranjeros.

- Preocupación continental -

La ola de violencia preocupa a los países africanos, que tienen a muchos de sus ciudadanos trabajando en Sudáfrica.

En Nigeria, la seguridad fue reforzada alrededor de las tiendas de marcas sudafricanas por los llamamientos al boicot y a la violencia.

Este miércoles, decenas de agentes de seguridad rodearon el centro comercial de Jabi Lake, en el centro de la capital, Abuya, donde hay un gran supermercado de la marca sudafricana Shoprite y sólo dejaban pasar a los empleados, indicaron periodistas de la AFP. 

El martes varias personas intentaron saquear dos supermercados de esta cadena en Lagos, la capital económica nigeriana.

Incluso varios cantantes nigerianos, como Davido, Teni, Tiwa Sawage o Burna Boy, condenaron la violencia xenófoba. "No volveré nunca más a Sudáfrica hasta que el gobierno sudafricano se despierte", dijo Burna Boy, una estrella en todo el continente.

En Zambia, unos mil estudiantes se manifestaron este miércoles frente a la embajada sudafricana en Lusaka con pancartas de "No a la xenofobia".

Por su parte, el presidente del país, Edgar Lungu, pidió a Sudáfrica que "ponga fin la matanza", antes que la xenofobia "degenere en genocidio a gran escala".

En el 'township' sudafricano de Alexandra, los comerciantes extranjeros registraban este miércoles el balance de las destrucciones.

"Lo perdí todo", dijo Ashi Ashfaq, un paquistaní que perdió tres de sus seis tiendas, quemadas. "Me siento tan mal que ni siquiera puedo comer", explicó este migrante que lleva 25 años instalado en Sudáfrica.

"Es la primera vez que ocurre. Antes no quemaban las tiendas, sólo robaban. Cuando queman las tiendas lo pierdes todo", lamentó.

Sudáfrica, la primera potencia industrial del continente, vive con frecuencia olas de violencia xenófoba alimentada por las altas tasas de desempleo.

En 2015, siete personas murieron durante los saqueos contra comercios de extranjeros en Johannesburgo y Durban (este). En 2008, el mismo tipo de violencia dejó 62 muertos en el país. 

Desde marzo de 2018, decenas de camioneros murieron en ataques contra extranjeros, según un informe de agosto de la organización Human Rights Watch (HRW).