Última Hora

Las autoridades rusas instalaron un dispositivo que rocía con un producto desinfectante a las personas que se reúnen con el presidente Vladimir Putin en su residencia, a fin de reducir las posibilidades de contagio por coronavirus.

Vladimir Putin trabaja desde el inicio de pandemia en su residencia de Novo-Ogariovo, cerca de Moscú.

Para proteger al presidente de la covid-19, los visitantes deben pasar antes por una cabina donde se los rocía integralmente con un producto desinfectante, según un video publicado el martes por la noche en la red social Twitter por periodistas de la agencia pública Ria Novosti.

Según las autoridades de la región de Penza, al este de Moscú, donde el aparato fue fabricado, este dispositivo "garantiza la seguridad del jefe de Estado y de todos aquellos que lo visitan".

El fabricante del dispositivo está especializado en aparatos de limpieza automáticos destinados a la industria. El aparato instalado en la residencia de Putin mide también la temperatura de los visitantes y está equipado con una tecnología de reconocimiento facial, según los fabricantes.

El Kremlin ha anunciado que Putin se somete a pruebas de diagnóstico periódicas, al igual que todos los que están en contacto con él. Los visitantes deben también pasar un test antes de verlo cara a cara.

Numerosos responsables rusos han resultado infectados por coronavirus, como el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, el primer ministro Mijail Mishustin, y varios ministros y diputados.

En marzo, Putin estrechó la mano del médico responsable de uno de los principales hospitales que recibían a enfermos de coronavirus y el doctor anunció después estaba infectado debido a su trabajo.

Rusia contabiliza más de 553.000 casos de coronavirus de los que 7.478 murieron, según las últimas cifras oficiales.