Última Hora

Una niña de tan solo 11 años logró escapar de un intento de secuestro luego de forcejear con el atacante y aplicar una técnica que, asegura, vio en la serie de televisión “Law and Order: SVU (La Ley y el orden: unidad de víctimas especiales)”.

El incidente ocurrió en Pensacola, Florida, el martes por la mañana, cuando la pequeña esperaba el autobús escolar.

Luego de que el hecho quedara grabado en una cámara de seguridad, la pequeña Alyssa se volvió una heroína en Florida y fue entrevistada en el programa “Today Show” de la cadena NBC.

Como se aprecia en el video, un hombre sale de una camioneta y con un cuchillo se le acerca a la niña, “cuando yo lo veo de inmediato trato de correr, pero el me alcanza”, relató a NBC.

Serie de televisión

La menor cuenta que, en medio del forcejeo, ella aprovechó que estaba jugando con slime azul (sustancia viscosa) para untárselo al agresor en sus brazos.

Lo hizo porque “sabía que eso podría ser una buena prueba si la policía lo encontraba”, según lo vio una vez en el programa “Law and Order: SVU”.

La joven también asegura que, el untar al atacante con la sustancia viscosa, le ayudó también a escabullirse y evitar que la secuestrara.

Posteriormente, el hombre se da por vencido y se devuelve corriendo a su camioneta para escapar.

Sospechoso detenido

El Sheriff del condado de Escambia, Chip Simmons, aseguró en conferencia de prensa a medios como CNN que lograron detener al sospechoso minutos después y que efectivamente tenía restos de slime azul en sus brazos, lo que ayudó a poder arrestarlo.

El hombre fue identificado como Jared Paul Stanga de 30 años y ha sido acusado de intento de secuestro de un menor de edad, agresión agravada con un arma y agresión simple. Está detenido con una fianza de 1.5 millones de dólares, según informó CNN.

El oficial Simmons explicó que la niña dijo a los investigadores que el mismo hombre se le había acercado dos semanas atrás en la parada del autobús para hablar con ella y que la había hecho sentir incómoda.

Ella le había contado a su madre y a los maestros de la escuela de aquel incidente, por lo que la mujer la había acompañado todos los días a la parada del bus escolar.

El incidente ocurrió precisamente el único día que su mamá no la pudo ir a dejar.