Última Hora

Eta desapareció una parte de un pueblo en Honduras por el nivel al que creció la inundación. Cientos de personas tuvieron que subirse en los techos para sobrevivir.

Las tomas áreas muestran la parte norte del país y aunque suene difícil de creer, las aguas ya bajaron en comparación al nivel al que llegaron el martes en la noche.

La prensa internacional asegura que una parte del poblado conocido como Pimienta Cortés desapareció ante el crecimiento de la inundación.

Después de una fuerte crecida el martes, los techos se han convertido en las bases donde se puede sobrevivir. Mujeres, hombres y niños han pasado horas en latas de zinc a la espera de ser rescatados.

Se habla de siete muertos, pero algunos creen que podrían ser muchos más.

El presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, ordenó a las fuerzas armadas desplazar helicópteros y lanchas para desalojar a las personas lo antes posible, un helicóptero intentó aterrizar para hacer un rescate.

Y por tierra los daños en carreteras interrumpidas por el impacto de Eta, retrasa la ayuda que ellos esperan.