Última Hora

Ronnie Brunswijk, de 60 años, se metió en la historia como el futbolista más veterano en la historia en disputar un partido internacional al jugar 54 minutos en la caída de su equipo Inter Moengotapoe 0-6 ante el Olimpia de Honduras por la Liga Concacaf.

Pero lo más increíble de este insólito personaje es su historia, pues es el actual vicepresidente de Surinam y dueño del club, como paracaidista de élite, jugador de fútbol, ladrón de bancos, líder guerrillero, guardaespaldas, barón del oro y padre de al menos unos 50 hijos, según The New York Times.

Y para sorpresa de todos, una vez terminado el partido ante los catrachos, Brunswijk visitó el camerino del Olimpia y comenzó a repartir dinero a todos, lo que provocó la locura entre los futbolistas y miembros del club.

El excéntrico diplomático y veterano futbolista no podrá viajar al partido de vuelta en Honduras debido a que cuenta con una orden de captura de la Interpol por presunto narcotráfico en varios países de Europa como Países Bajos y Francia, aunque en su país es considerado como un Robin Hood, al apoyar a la gente pobre y devolver la democracia.

Todo un personaje y de las anécdotas más insólitas que ha vivido el fútbol en los últimos años.

Youtube Teletica