Última Hora

Internacional

Venezuela pone a prueba a una Argentina cuestionada y bajo presión

Esta vez las cosas escapan a la lógica y el duelo del Maracaná a la 1 p.m. de este viernes está cargado de emoción. El ganador se las verá en semifinales con Brasil o Paraguay

AFP Agencia 27/6/2019 09:15

La Argentina de Lionel Messi, un equipo que vive en un constante tobogán de emociones, tendrá este viernes una nueva prueba que superar en su duelo de cuartos de final de la Copa América con Venezuela, la otrora 'cenicienta' de América que se le ha rebelado en sus últimos tres choques.

La Albiceleste, la selección de un país que vive el fútbol como una religión, tiene dos Mundiales y 14 Copas de América en su vitrinas. La Vinotinto, de un país donde el béisbol es el rey, nunca ha ido a un Mundial y no ha ganado ningún torneo continental, aunque su buen desempeño en los últimos años está despertando la afición por el fútbol a los venezolanos.

"Es un rival de mucha historia, el equipo es consciente de la dimensión del partido de mañana. Enfrentar a Argentina, bicampeona del mundo, que tiene al mejor jugador del mundo (por Lionel Messi)", dijo el seleccionador venezolano Rafael Dudamel en rueda de prensa previa al partido que se disputará el estadio Maracaná de Rio de Janeiro.

Esta vez las cosas escapan a la lógica y el duelo del Maracaná a las 5 p.m. de este viernes está cargado de emoción. El ganador se las verá en semifinales con Brasil o Paraguay.

Argentina llega por los pelos a cuartos, tras perder por Colombia 2-0, empatar con Paraguay 1-1 (el portero Franco Armani evitó la derrota al atajar un penal) y ganar a Catar.

Pero su rendimiento en el torneo, y el de Messi, lejos del nivel que ofrecen en Barcelona, dejó más dudas que buenos augurios: le sobró 'Messidependencia' y le faltó juego de equipo y contundencia en defensa.

"Tenemos que estar marcando, estar bien atentos (...) para no llevarnos ninguna sorpresa", dijo el portero de River tras entrenar con su equipo en Rio de Janeiro el miércoles.

"Arrancamos de menor a mayor en esta Copa, partido tras partido hemos ido ganando confianza, hemos ido ganando el funcionamiento que el equipo necesita, y llegamos muy bien a este partido de cuartos de final", explicó el portero.

En el entrenamiento celebrado este miércoles en las instalaciones del Fluminense, el técnico Lionel Scaloni, consciente de la debilidad de Argentina en defensa, probó con Juan Foyth en el lateral derecho, lo que dejaría a Renzo Saravia en el banco.

En el centro del campo, muchos ven en Marcos Acuña, del Sporting de Lisboa, un buen recambio de Giovani Lo Celso, del español Betis.

- ¿Un nuevo Madrid? -

La Vinotinto es una selección joven, todavía en formación, muy sólida en defensa -sabe sufrir para aguantar un resultado- y juega mucho al contragolpe, sobre todo por las bandas, en busca del punta Salomón Rondón, una de las estrellas, del Newcastle inglés.

En los últimos tres partidos contra Argentina, la Vinotinto ha sido una pesadilla para la Albiceleste. En los dos primeros se firmaron las tablas. En el último, un amistoso en Madrid en marzo, perdió 3-1, el día que volvía Messi, tras un paréntesis con la selección después del Mundial de Rusia-2018.

En las idílicas instalaciones de la Escuela de Educación Física del Ejército, a la sombra del imponente Pao de Açúcar de Rio de Janeiro, los pupilos de Rafael Dudamel llevan toda la semana entrenando con la mira puesta en su objetivo: repetir, como mínimo, el cuarto puesto de la Copa América-2011 y vengar el 4-1 en encajado ante la Albiceleste en la Copa América Centenario (2016).

Sería una alegría para un pueblo, el venezolano, que está sufriendo una de sus peores crisis politico-económicas de toda su historia.

"Los que hacen política han entendido la selección es un espacio diferente, para construir país, para dar alegría, para unir a nuestro pueblo. De allí en adelante todo ha sido mejor (...) A nosotros que nos dejen trabajar tranquilos haciendo fútbol", declaró este jueves Dudamel, en una de sus escasas intervenciones sobre la situación en Venezuela.