Última Hora

Miles de personas se manifestaron anoche en varias ciudades griegas en la primera protesta multitudinaria antivacunas de la pandemia, contra la decisión del Gobierno de obligar al personal sanitario a vacunarse y limitar los espacios cerrados de la hostelería y ocio para los inoculados.

Solo en el centro de Atenas se reunieron alrededor de 3.000 personas, sin mantener las distancias de seguridad y prácticamente sin mascarillas, aunque también hubo manifestaciones en otras ciudades como Salónica, en el norte de Grecia, Patras, en el Peloponeso, o Heraclión, en la isla de Creta.

Muchos de los manifestantes enarbolaron banderas griegas y signos religiosos, varios levantaron cruces e iconos ortodoxos frente al Parlamento, en la plaza Syntagma, mientras se mezclaban los eslóganes de la protesta con el himno nacional y otros cantos nacionalistas.

Entre las pancartas que cargaron desde la plaza Omonia hasta el Parlamento se podía leer "No a la vacunación obligatoria. Sí a las libertades individuales, a la libre elección. No a la participación estatal en la medicina" o "No a la separación, no al chantaje, no al terrorismo".

La protesta fue organizada por el movimiento "Libertad de Nuevo", liderado por un cardiólogo que hizo el llamamiento por Facebook asegurando que "cualquier práctica médica contra la voluntad del paciente está prohibida" y calificó al Gobierno conservador de Nueva Democracia de "fascista". (efe)