Última Hora

El Manchester United se clasificó este domingo para los octavos de la Copa de Inglaterra (FA Cup) al batir 3-2 al Liverpool, una derrota que pone de manifiesto el mal momento que vive el vigente campeón de la Premier League.

Un libre directo lanzado con maestría por Bruno Fernandes a 12 minutos del final fue el golpe definitivo para los Reds.

Antes, en un duelo de altura, Mohamed Salah había abierto el marcador (18) e igualado 2-2 (58), respondiendo a los tantos de Mason Greenwood (26) y Marcus Rashford (48).

Fernandes, decisivo desde el banquillo

Los Reds, que están a seis puntos del líder United en la Premier, solo han ganado uno de sus siete últimos partidos contando todas las competiciones... Y fue ante un Aston Villa en el que jugaron los futbolistas del filial en la tercera ronda de la Copa.

El jueves, el equipo dirigido por Jurgen Klopp cayó 1-0 ante el Burnley, en la que fue su primera derrota en liga en Anfield desde 2017 -68 partidos consecutivos-.

Este domingo el campeón de Europa en 2019 había empezado el duelo con su famosa delantera reivindicándose. El brasileño Roberto Firmino filtró un pase milimétrico a Salah y el egipcio finalizó con un sutil globo que superó a Dean Henderson.

En un choque más abierto que el 0-0 de hace una semana en el campeonato, los desajustes de su defensa se evidenciaron en sendas contras convertidas por Greenwood, con un disparo cruzado que sorprendió a Alisson, y Rashford, también letal ante el arquero brasileño.

Como varias otras piezas claves en los dos bandos, Bruno Fernandes había empezado en el banquillo. Tras entrar en juego, una falta realizada a Edinson Cavani fue convertida por el portugués.

El United jugará en octavos ante el West Ham. Al Liverpool de la 'era Klopp' se le sigue resistiendo la Copa: desde la llegada del alemán nunca ha superado los octavos.

Abraham da un respiro al Chelsea

En los otros duelos del día, el delantero Tammy Abraham, autor de un triplete, permitió al Chelsea vencer al Luton (3-1), de segunda división, y sacar el billete para octavos.

Este triunfo permite además respirar un poco al entrenador del Chelsea, Frank Lampard, amenazado con una eventual destitución, tras los últimos resultados del equipo en la Premier.

"Todo lo que quiero es recompensar a la afición con éxitos del club y trabajar en un momento difícil para traer éxito a largo plazo. Habrá momentos de dolor y el apoyo de los hinchas es algo importante para mí", declaró la antigua estrella de los Blues.

Chelsea ocupa solo la novena posición en la Premier League, pese a los más de 300 millones de dólares de inversiones en fichajes en la pretemporada.

Uno de los principales dolores de cabeza para Lampard ha sido el pobre rendimiento del alemán Timo Werner, el fichaje estrella del equipo esta temporada. El delantero germano falló un penal en los instantes finales de partido.

Abraham inscribió dos goles en el primer período (11, 17), pero un error del portero vasco Kepa Arrizabalaga, el segundo guardameta del Chelsea, permitió a Jordan Clark de reducir el marcador (30). 

Abraham cerró la cuenta al final del partido (74, 3-1).

En octavos de final, Chelsea se enfrentará a Barnsley, club de segunda división, que se impuso el sábado a Norwich (1-0). 

Además, el Burnley ganó 3-0 al Fulham en un duelo entre equipos de la Premier y el Leicester, uno de los gallos de la primera división, cumplió los pronósticos (3-1) ante el Brentford, de segunda categoría.

Este domingo se disputa otro duelo de dieciseisavos, Everton-Sheffield Wednesday (2ª).