Última Hora

Un día después del anuncio de la adquisición del Newcastle por un fondo saudita, que suscitó la ilusión -incluso la euforia- entre los aficionados de las 'Urracas', este viernes llegó el momento de soñar, pero también de la contención de las emociones.

El jueves, miles de aficionados se congregaron espontáneamente delante de su estadio de Saint-James' Park para celebrar el final de una novela con la marcha del antiguo propietario, el millonario Mike Ashley, reemplazado por otro muy controvertido en el aspecto de los derechos humanos.

Un traspaso de poderes en todo caso que fue celebrado durante toda la noche como si de un título se tratase, con cánticos, banderas y bengalas.

Este viernes por la mañana, entre el ruido de las botellas diseminadas por el suelo al ser recogidas por el personal de limpieza, algunos aún no acababan de creer lo que había sucedido.

"Soy aficionado del Newcastle desde hace 20 años y es la mejor noticia que he escuchado desde hace mucho tiempo. Estoy tan feliz que esto parece irreal", explicó a la AFP Luke Watson, de 29 años, empleado en un almacén.

"Es buenísimo para la ciudad, absolutamente genial (...). Lo necesitábamos, lo necesitábamos mucho. El club, la ciudad, hemos sidos tan frecuentemente menospreciados", explicó Justin Cowan, un jubilado que prefiere dejar de lado la polémica sobre los derechos humanos.

Tiempo de soñar.

"Ellos tienen problemas con los derechos humanos (en Arabia Saudita). Todo el mundo lo sabe. Sí, los derechos humanos... lo entiendo, pero, quiero decir, no hay conexión alguna (con los nuevos propietarios)", argumentó.

Este viernes, Hatice Cengiz, prometida del periodista saudita Jamal Khashoggi, asesinado en 2018 en el consulado de Arabia Saudita en Estambul, afirmó que el régimen trata con "blanquear" sus fechorías, y calificó la operación como "una vergüenza para el fútbol inglés".

"¿Cómo pueden los jugadores, los hinchas y el director del Newcastle aceptar esta situación?", se preguntó ante el micrófono de Sky News. "¿Dónde están los valores?, ¿dónde están los derechos humanos, la responsabilidad y la justicia para todos?".

Pero en la ciudad del noreste de Inglaterra es el momento de soñar, luego de la luz verde dada por la Premier League al consorcio que incluye al fondo de inversión pública (PIF) saudita, a PCP Capital Partners y a los hermanos David y Simon Reuben para la compra de un club considerado como un gigante dormido por más de 350 millones de euros (405 millones de dólares).

Campeón "de cinco a diez años".

"Por supuesto que tenemos las mismas ambiciones que el PSG o el Manchester City en cuanto a títulos, si, sin duda", aseguró al Daily Mail Amanda Staveley, al frente de la oferta del consorcio y quien controlará el 10% del club con PCP Capital Partners.

"Llevará tiempo", añadió sin embargo, fijando un horizonte de "cinco a diez años" para conquistar la Premier League.

Un discurso contenido para unos aficionados que vieron a su club levantar su último título en 1955 (Copa inglesa), mientras que la última liga ganada data de 1927.

"Todo el mundo tiene su (Kylian) Mbappé y a otros jugadores a los que les gustaría ver venir. Yo me contentaría con un equipo que juegue, y que juegue bien", reconoció Paul Burchell, un informático de 42 años.

"Desde hace años hemos tenido jugadores comprados o cedidos que estaban a un nivel insuficiente. Será necesario reforzar el efectivo. Eso no se hará de un día para el otro. Llevará años, pero espero que logremos progresar y disputar el título", añadió.

"Me gustaría ver inversiones en cosas que mejoren realmente el club", apuntó Luke Watson.

"No tendremos a todos los mejores jugadores desde el principio, pero hay que construir. Hablan también de invertir en el centro de formación e incluso en el equipo femenino, así que espero que nos apoyemos en la juventud", sentenció.




Youtube Teletica