Última Hora

Muchos aseguran que el futuro de los carros es completamente autónomo, pero parece que las autoridades de transporte no están de acuerdo.

En Estados Unidos suspendieron la operación a nivel nacional de la empresa Easy Mile luego de que un pasajero recibiera un golpe cuando una de las busetas autónomas frenó de golpe.

Easy Mile opera buses pequeños en residenciales y sitios de trabajo. Sus carros 100% autónomos viajan a una velocidad máxima de 40 kilómetros por hora.

El accidente ocurrió cuando el bus en un residencial de Ohio iba a una velocidad de 11 kilómetros por hora.

Ahora la empresa francesa deberá demostrar que todo estaba en orden para seguir operando sus buses 100% sin conductor.