Última Hora

El sospechoso de apuñalar a cinco personas en la vivienda de un rabino en Monsey, al norte de Nueva York, durante la celebración de una fiesta judía, la Janucá, fue acusado el lunes por el gobierno federal de perpetrar los crímenes por razones de odio, después de que los fiscales destacaran su simpatía por el nazismo y Adolf Hitler.

Según documentos judiciales, Grafton Thomas, de 37 años, había manifestado sus ideas antisemitas en escritos personales, en los que hacía referencia a la "cultura nazi" y dibujaba esvásticas.

También habría buscado en internet la frase "por qué Hitler detestaba a los judíos" y la dirección de "templos sionistas".

Según las autoridades federales estadounidenses, los "delitos de odio" son una categoría especial de delitos penales en los que las víctimas tienen en común que han sido objeto de ataques debido a su pertenencia, real o supuesta, a un grupo racial o una religión, o por su identidad de género o discapacidad.

Los cargos se presentaron luego de que el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, denunció una "crisis" de antisemitismo en Estados Unidos.

"Hay un problema creciente de antisemitismo en todo el país. Ha tomado una forma cada vez más violenta", agregó en una entrevista con la radio NPR.

El alcalde de Nueva York dijo que se ha generado una "atmósfera de odio" y que "se han desatado las fuerzas del odio".

"Algo de eso tiene que ver con la realidad de Washington", dijo. "Parte tiene que ver con las redes sociales".

De Blasio anunció una serie de medidas para abordar el problema, incluida una presencia policial intensificada en las comunidades judías de Nueva York, cámaras de seguridad adicionales y patrullas de seguridad comunitarias multiétnicas.

"Hemos hecho un hábito que cada vez que la comunidad judía es atacada en cualquier parte del mundo, se refuerzan los sitios clave de esa comunidad en la ciudad de Nueva York", dijo.

"Pero lo estamos haciendo ahora a una escala mucho mayor, particularmente en Brooklyn, donde se encuentran las vulnerabilidades más importantes".

Thomas, sospechoso del ataque ocurrido en la noche del sábado en la casa del rabino Chaim Rottenberg en Monsey, condado de Rockland, fue conducido a una corte de Nueva York el domingo acusado de cinco cargos de intento de asesinato. Él se declaró no culpable.

Rockland alberga a la comunidad judía más numerosa de Estados Unidos en relación a sus habitantes. Un 31,4% de sus residentes, es decir unas 90.000 personas, son judíos.