Última Hora

Varias ciudades de Holanda fueron escenario de disturbios este lunes, por segunda noche consecutiva, tras la imposición, este fin de semana, de un toque de queda para luchar contra la pandemia.

La policía antidisturbios, que recurrió al uso de cañones de agua, se enfrentó con grupos de manifestantes en la ciudad portuaria de Róterdam, así como en la pequeña ciudad de Geleen (sur), cerca de Maastricht, reportaron la policía y medios de comunicación.

El domingo, se registraron incidentes en Ámsterdam, Eindhoven, La Haya, Breda, Arnhem, Tilbourg, Enschede, Appeldoorn, Venlo y Ruremond.

Al menos 100 personas fueron detenidas, aseguró el domingo en un comunicado la alcaldía de Ámsterdam, que calcula que se congregaron unos 1.500 manifestantes en la ciudad.

El sábado entró en vigor en Holanda el primer toque de queda (21H00-04H30) en el país desde la Segunda Guerra Mundial, en el marco de la lucha contra la pandemia del covid-19, y estará vigente hasta al menos el 9 de febrero.