Última Hora

Londres, Reino Unido | El futbolista inglés Bukayo Saka, víctima de insultos racistas en las redes sociales tras su penal fallado el domingo en la final de la Eurocopa perdida por su equipo ante Italia, acusó a Twitter y Facebook de pasividad ante el odio en internet, en un mensaje publicado este jueves.

"No deseo a ningún niño o adulto que tenga que recibir los mensajes de odio e hirientes que Marcus (Rashford), Jadon (Sancho) y yo mismo hemos recibido esta semana", escribió el jugador del Arsenal.

"Supe al momento el tipo de odio que iba a sufrir y es una triste realidad que nuestras poderosas plataformas no hagan lo sufiente para poner fin a estos mensajes", añadió el internacional de 19 años.

Como Marcus Rashford y Jadon Sancho, que también recibieron insultos racistas tras fallar sus lanzamientos en la tanda de penales de la final, Saka admitió su tristeza por no levantar el trofeo.

"Prometo que lo daremos todo para que esta generación sepa qué es ganar", escribió.

Los insultos a los tres futbolistas han relanzado el debate en el Reino Unido sobre el racismo en el fútbol. El primer ministro, el conservador Boris Johnson, anunció medidas más severas contra los autores de los insultos racistas.