Última Hora

La Concacaf sigue dejando historias para la posteridad del fútbol mundial.

Durante el partido entre Olimpia ante Inter Moengotapoe de Surinam sucedió un hecho prácticamente insólito al ingresar como titular Roonie Brunswijk de 60 años y 198 días, convirtiéndose así en el futbolista más longevo de la historia del fútbol, según datos del afamado estadígrafo español Mister Chip.

Brunswijk, aparte de ser exfutbolista, es el actual vicepresidente de Surinam y dueño del equipo Inter Moengotapoe y disputó 54 minutos del partido en el que Olimpia se impuso 6-0.

Pero la historia lejos de terminar ahí más bien es una extensión de una vida digna de una película de Hollywood.

Según un reportaje publicado por The New York Times en enero del 2021, el veterano futbolista fue también paracaidista de élite, jugador de fútbol, ladrón de bancos, líder guerrillero, guardaespaldas, barón del oro y padre de al menos unos 50 hijos.

“Su madre suele decir que tiene tantos hijos que, a veces, personas que no conoce le piden permiso para abrazarla tras afirmar que son sus nietos”, escribió New York Times.

Incluso, uno de sus hijos, Damian Brunswijk de 21 años, también jugó este martes ante el Olimpia de Honduras por la fase de octavos de final de Liga Concacaf.

“Brunswijk ha sido condenado por tráfico de drogas en Europa, pero ayudó a que se instaurara la democracia en su tierra natal. Su generosidad le ha valido el apodo de Robin Hood y el culto de sus seguidores, pero ha hecho que muchos surinameses cuestionen la fuente de sus riquezas y sus motivaciones políticas”, señala el Times.

Como parte de su campaña, el vicepresidente quiere sacar de la pobreza a Surinam y asegura entregarse al pueblo. Una imagen que dista mucho de un hombre que solía regalar billetes a sus seguidores desde un helicóptero.

En 1999, un tribunal neerlandés condenó a Brunswijk por dirigir una red de contrabando de cocaína y un año después recibió una condena similar en Francia, lo que le impide salir del país al tener orden de captura de la Interpol.

Él siempre ha negado cualquier implicación en el tráfico de drogas y asegura que su fortuna proviene de “extracción de madera y oro que obtuvo después de la guerra” señala el diario neoyorquino.

Diario Diez de Honduras aseguró que el presidente del Inter MT invirtió mucho en su club para competir en Concacaf e incluso hace unos años le regaló un auto a cada futbolista de su equipo, un lujo que no todos pueden darse en un país como Surinam.

Una historia que solo ocurre en Concacaf.

Youtube Teletica