Última Hora

La Champions League se juega bajo un manto de estrellas, lleno de luminarias que resuelven partidos fáciles y en donde se pasa de errores a grandes goles.

El Real Madrid se impuso contundentemente por 3-1 ante Nápoles y se acomodó la serie en un partido de fuerza mental, de orgullo y sobre todo de constancia.

Y bajo el foco de ese gran escenario que es la Champions, fallar por centímetros puede ser letal, y esto lo vivió Keylor Navas en carne propia.

Mortal error del tico que se encontró mal ubicado ante el ataque del Nápoles.

Pueden ser metros, centímetros o como lo quiera ver, lo cierto es que el talento y el error se conjugaron en la acción y Lorenzo Insigne mandó un remate largo que parecía inofensivo, sin embargo, sorprendió a todos y sobre todo al propio Keylor quien encajó nuevamente un gol en Champions.

La repetición deja ver al tico mal posicionado y entregando el paral izquierdo para que el colmillo de Insigne pusiera el 1-0. Quizá su reacción fue salir a achicar, lo cierto es que su fallo le manchó el partido al Madrid y atizó la lluvia de críticas contra ese sector que lo ve lejos de Chamartín para la próxima temporada.  

El conjunto blanco seguía dominando el juego, pero a sus espaldas tenía que remar contra corriente con el resultado, en esas ironías del fútbol.

El empuje de los merengues comenzó a dar réditos, mientras que el equipo italiano se sintió cómodo con el regalo de la ventaja.

Un magistral centro de Danny Carvajal por la derecha le sirvió el empate a Karim Benzema que machacó de cabeza al minuto 18’.

El “Gato” fue de los más participativos en la ofensiva merengue, aunque por momentos le faltó suerte como el balón enviado al palo en un mano a mano frente a Pepe Reina.

“Vamos con todo, adelante, adelante”, se le escuchó decir a Marcelo en el túnel del camerino gracias a la señal del juego.

Con esa actitud saltó el Madrid a la complementaria, consciente de que podía revertir un empate que se tornaba injusto.

La rápida transición de los blancos ahogó al Nápoles que pasó desapercibido en ataque y se mostró incómodo en salida de juego.

En el lado merengue crecieron Modric y Casemiro, e incluso James Rodríguez se pusó el overol y terminó desgastado tras una sacrificada labor.

Claro y preciso.

Cristiano Ronaldo, al que se le niega el gol 100 en Europa, bien pudo mandar al Real con ventaja en el primer tiempo, pero erró de forma increíble ante Reina.

Pero al 49’ soltó amarras y despedazó a media defensa del Nápoles para servir a Kross quien tomó en pleno movimiento a Reina para el 2-1.

Cinco minutos después, Casemiro puso la cereza del pastel con un espectacular remate desde fuera del área para el 3-1 con un golazo de gran factura para la calma de la grada del Bernabéu y del propio Navas.

Metido contra las cuerdas el Nápoles intentó una leve reacción, que apenas terminó en gol anulado por fuera de juego de Callejón.

El Madrid se sacude de un susto y viajará a Italia con la serie de octavos acomodada, eso sí no puede pestañar ya que podría salirle muy caro.

Repase la radiografía del juego acá: