Última Hora

Madrid, España | El instructor encargado del expediente abierto por la Federación Española de Fútbol (RFEF) por el caso de los supuestos insultos racistas de un jugador del Cádiz al valencianista Mouctar Diakhaby ha propuesto archivar el caso por falta de pruebas.

"En un informe de ocho páginas realizado por Juan Antonio Landaberea Unzueta se concluye que el supuesto insulto racista de Juan Cala a Dyakhaby 'no ha quedado acreditado'", afirmó el Cádiz este viernes en un comunicado.

El Valencia también confirmó esta petición de sobreseimiento en una nota en la que asegura que "lamentamos esta propuesta y esperamos que el Comité de Competición (órgano disciplinario de la RFEF) consiga aclarar lo sucedido".

El Comité de Competición tendrá ahora que tomar una decisión sobre el caso tras recibir este informe, en el que el instructor da diez días a los clubes para formular alegaciones.

En el partido liguero que ganó el Cádiz 2-1 el 4 de abril, los jugadores valencianistas se fueron del campo después que Diakhaby asegurara haber recibido insultos racistas por parte de Juan Cala.

El encuentro se reanudó unos 10 minutos después, ya que ambos equipos decidieron regresar al césped, aunque Diakhaby, se quedó en los vestuarios, siendo sustituido por Hugo Guillamón.

LaLiga anunció unos días después, tras analizar imágenes del partido, sonidos e incluso recurrir a expertos en lectura de labios, que no había encontrado "prueba alguna" de los insultos referidos por Diakhaby.

La RFEF también abrió un expediente cuyo sobreseimiento se propone.

"En el informe se recoge como 'ninguno de los numerosos archivos audiovisuales obrantes sirven para discernir un presunto insulto racista'", afirma el Cádiz, que añade que "sobre las pruebas presentadas por el Valencia Club de Fútbol se concluye que 'no existen ningún testimonio directo ni indirecto del posible insulto'".

El informe añade que "para desvirtuar la presunción de inocencia resulta precisa la certeza de los hechos obtenida de la libre apreciación de las pruebas, certeza que en este caso es inexistente", según el Cádiz.

El Valencia, por su parte, insiste en que "la ausencia de pruebas no significa que no se produjese, tal como menciona en el propio escrito de su propuesta el señor juez instructor, y sobre todo, no es la manera de afrontar el problema del racismo en el fútbol".

El club 'che' reitera su "apoyo" a Diakhaby y vuelve pedir un cambio de normativa para luchar contra conductas racistas.