Última Hora

Este lunes se reportó el primer caso científicamente probado de una reinfección de COVID-19. Se trata de un hombre de 33 años en Hong Kong.​

Él estuvo infectado por primera vez el 26 de marzo y, después de dar negativo, volvió a contagiarse el 15 de agosto, cuando volvía de un viaje a España vía Reino Unido.

"Este caso muestra que es posible reinfectarse solo unos meses después de haberse curado de una primera infección", indicó el departamento de Microbiología de la Universidad de Hong Kong (HKU).

Teletica.com le consultó a Marco Vinicio Boza, médico internista de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), sobre este primer caso de reinfección.

El doctor costarricense explicó que los científicos hongkoneses habían realizado un mapeo del virus del que se contagió el hombre en marzo y notaron que tiene al menos 24 puntos de diferencia con relación al virus de agosto; es decir, tienen la prueba de que el virus que lo infectó es otro, sin dejar de ser SARS-CoV-2.

“En la segunda infección, les llama la atención a los médicos de Hong Kong que se levanten tanto los niveles de anticuerpos, esas son muy buenas noticias para todos. Se refleja que hay una memoria inmunológica y, cuando se genera una primera infección, el cuerpo se prepara para el futuro; cuando viene una segunda infección, la respuesta inmunológica es más rápida y más intensa”, aseguró.

“Si ese es el comportamiento de las personas que han tenido SARS-CoV-2 en el pasado y les repite la enfermedad son noticias buenas porque en el caso de este hombre ha habido un cambio en la forma química de la enfermedad, durante su internamiento de marzo el hombre tuvo fiebre y tos, pero ahora está completamente asintomático”, explicó el doctor Boza.

Según el médico de la CCSS, el caso permitiría anticipar que la gente que se vacune y simule una primera infección (por medio de la dosis), cuando entre en contacto con el virus en tiempo real y por contagio social tendría una respuesta inmunológica rápida y buena.

Sin embargo, Boza enfatizó que con un solo caso, entre más de 23 millones de contagiados de COVID-19 en el mundo, no se pueden sacar conclusiones científicas.

“Sería tremendamente incorrecto e inmaduro, esto no se puede generalizar. Este es el caso concreto de un hombre en Hong Kong que tuvo una reinfección con manifestaciones concretas, si el resto del mundo se va a comportar así, pues está por verse. Hay 23 millones de personas contagiadas de COVID-19 en el mundo y un único reporte aislado de reinfección, así que no podemos generalizar los hallazgos ni sacar conclusiones”, aseguró.

Al igual que el internista costarricense, los científicos del mundo están de acuerdo en que no se pueden sacar conclusiones, pero creen que es un ejemplo de cómo podría funcionar la inmunidad.

"Es difícil sacar conclusiones definitivas de un solo caso. Visto el número de infecciones en el mundo, ver un caso de reinfección no es tan sorprendente", comentó el doctor Jeffrey Barrett, del Wellcome Sanger Institute, en el Reino Unido, citado por el organismo británico Science Media Centre.

"No es un motivo para alarmarse: esto ilustra de maravilla de qué manera puede funcionar la inmunidad", apuntó por su parte en Twitter la doctora Akiko Iwasaki, especialista en inmunidad de la Universidad de Yale (Estados Unidos).