Última Hora

Un supuesto cazador furtivo murió el fin de semana tras ser pisoteado por una manada de elefantes cuando intentaba huir de los guardaparques junto a dos cómplices, en el famoso Parque Kruger en Sudáfrica, informó este lunes el Departamento de Parques (SanPark).

El cadáver de un hombre "aplastado" fue encontrado el domingo, indicó a la AFP el portavoz de SanPark, Isaac Phaahla.

El sábado, mientras patrullaban, los guardaparques vieron a individuos sospechosos de ser cazadores furtivos y se lanzaron a su persecución.

"La persona muerta y sus cómplices huían de los guardabosques cuando se encontraron con una manada de elefantes en época de reproducción", señalaron en un comunicado las autoridades del parque.

Durante su huida, "dejaron caer un hacha y una bolsa con provisiones", añadió SanPark. Phaahla sospecha que estos individuos probablemente se encontraban cazando rinocerontes en el parque natural protegido.

Los guardaparques pudieron detener a uno de los tres individuos. De acuerdo a los informaciones, un tercer sospechoso, aún buscado, resultó herido en un ojo. También fue encontrado un rifle. La policía lanzó una investigación.

Sudáfrica acoge a casi el 80% de la población mundial de rinocerontes y ha logrado disminuir el número de ejemplares abatidos por sexto año consecutivo.

Sin embargo, los cazadores furtivos, ante la gran demanda de cuernos de rinoceronte desde Asia, donde se utilizan por sus supuestas virtudes en la medicina tradicional o como afrodisíacos, continúan sus incursiones mortales.