El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó a la oposición demócrata de intentar "anular" su victoria electoral tras la aprobación en la Cámara de Representantes de cargos para someterlo a un juicio político.

Desde un mitín en Michigan, Trump acusó a los demócratas de actuar "consumidos por el odio" y de "intentar anular los votos de diez millones de patriotas estadounidenses".

El mandatario aseguró que " este es el primer juicio político donde no hay delito".

Sus declaraciones fueron prácticamente inmediatas al resultado que se dio en la Cámara de Representantes.

A pesar de lo ocurrido este miércoles, es muy probable que el presidente sea absuelto durante el juicio político en el Senado programado para enero. 

En la Cámara Alta, donde los republicanos tienen 53 de los 100 escaños, los demócratas deberán convencer a 20 senadores del partido gobernante para votar a favor de uno de los dos cargos contra Trump. La tarea es casi imposible, dada la profunda división entre ambas formaciones políticas.