Última Hora

"Ahora, Jogi se tambalea". Como Bild, la prensa alemana se interroga sobre la permanencia del seleccionador Joachim Löw, al frente de la selección desde 2006, tras la humillante derrota el martes contra España por 6-0).

"El equipo nacional ha sufrido la peor debacle desde 1931", un amistoso contra Austria (6-0), recuerda la página web de Bild, el diario más leído de Alemania.

"Solo siete meses antes del Euro, dice, la DFB (Federación alemana) debe responder a la pregunta: ¿Joachim Löw es el hombre idóneo para el torneo? ¿Se puede confiar en él para llevar al equipo hacia el triunfo en el Euro?"

En su página web, el Sport1 asegura que "pocas veces había tenido un equipo de Alemania tan pocas ocasiones como durante los 90 minutos en Sevilla. Y Löw ha asistido al colapso en toda regla de su formación, supuestamente fuerte".

"El fiasco de Sevilla tendrá sin duda consecuencias", pronostica el Express.de: "¿Es Joachim Löw el buen seleccionador para el equipo nacional? Respondió a la conferencia de prensa después del encuentro: ¿Tengo que encontrar un nuevo trabajo? No soy yo a quien hay que preguntar'".

La misma opinión en el Süddeutsche Zeitung, el gran diario de Munich: "Este encuentro con España llega en el bueno momento para alimentar el debate lanzado por Oliver Bierhoff (el director de la Federación Alemana) sobre el tema: '¿cuánto tiempo todavía con Jogi Löw?'".

En en la cadena pública ARD, que retransmitía el encuentro, Bastian Schweinsteiger, el antiguo ídolo de los seguidores de la Mannschaft, criticó a su antiguo entrenador, pese a que mantiene con él una muy buena relación. Y no se ha mordido la lengua a la hora de lanzar el debate sobre el trío Thomas Müller, Jérôme Boateng, Mats Hummels, campeones del mundo de 2014, en la treintena y despedidos por Löw.

"El equipo de Alemania debe convocar a los mejores jugadores", dijo Schweinsteiger, "el seleccionador tiene su opinión, pero yo opino de otra forma. Es exactamente en este tipo de encuentros cuando hemos visto que carece de jugadores capaces de comunicar, de dar el puñetazo en la mesa". 

Muchos diarios opinan lo mismo, como el Tageszeitung de Munich, que señala que "el once de Löw entregó las armas y sufrió una derrota histórica contra unos españoles desatados".