Última Hora

Minneapolis, Estados Unidos | El policía condenado por el asesinato del afroestadounidense George Floyd y los otros tres agentes implicados en la tragedia se declararon no culpables este martes al inicio de un nuevo proceso, esta vez ante la justicia federal.

Derek Chauvin, de 45 años, nunca ha reconocido ningún error en la muerte de Floyd, un hombre negro de 46 años, sobre cuyo cuello había permanecido arrodillado durante casi diez minutos en mayo de 2020 en Minneapolis.

El acusado ya cumple una condena de 22 años y medio de prisión dictada en junio tras un juicio extraordinario en el estado de Minnesota.

Durante esas audiencias, su abogado destacó que se había contentado con seguir los procedimientos vigentes en la fuerza policial y que la muerte de George Floyd se debió a problemas de salud combinados con la ingestión de drogas, sin convencer a los jurados.

Sus tres excolegas, Tou Thao, Alexander Kueng y Thomas Lane, serán juzgados en marzo por "complicidad en asesinato", también en tribunales de Minnesota.

Paralelamente, los cuatro hombres fueron acusados por la justicia federal por "violación de los derechos constitucionales" de George Floyd.

Bajo esas acusaciones es que comparecieron este martes, por video, frente a un juez federal. Al inicio de la audiencia, todos se declararon "no culpables".

La prensa local había sin embargo reportado que Chauvin había estado negociando un acuerdo de declaración de culpabilidad durante varias semanas que le evitaría un nuevo juicio.

Al finalizar el primer proceso, había ofrecido su más sentido pésame a la familia Floyd e insinuaba esta opción: "habrá nueva información en el futuro, que espero sea interesante y que les traiga tranquilidad".

Estos enjuiciamientos "dobles" están autorizados en Estados Unidos, pero son relativamente raros, y reflejan la importancia de este expediente que generó manifestaciones gigantes contra el racismo y la violencia policial en todo el país e incluso a nivel internacional.