Última Hora

Paris, Francia | El grupo estadounidense Pfizer, asociado al laboratorio alemán BioNTech, anunció el sábado un "plan" que permitirá limitar a una semana el retraso en la entrega de la vacuna contra el covid-19, cuando Europa temía un plazo mayor, de "tres a cuatro semanas".

"Pfizer y BioNTech desarrollaron un plan que permitirá aumentar las capacidades de fabricación en Europa y entregar muchas más dosis en el segundo trimestre", anunciaron ambas empresas mediante un comunicado conjunto.

"Volveremos al calendario inicial de entregas en la Unión Europea a partir de la semana del 25 de enero, con un aumento de entregas a partir de la semana del 15 de febrero", añadieron ambos grupos.

"Para ello son necesarias ciertas modificaciones de los procesos de producción de ahora en adelante", indicaron ambos socios.

Pfizer advirtió el viernes que debido a obras en una planta de producción de la vacuna en Puurs, en Bélgica, debería retrasar esas entregas. Berlín evocó un reducción de la cadencia "durante tres a cuatro semanas".