Última Hora

Varios portacontenedores gigantes, repletos de mercancía para vender durante la Navidad, fueron redirigidos hacia puertos europeos tras no poder descargar en un puerto británico por los embotellamientos producto de la pandemia y el Brexit.

"Con tal de asegurar que las mercancías estarán ampliamente disponibles en Reino Unido para el Black Friday y Navidad, hemos empezado a redirigir cada semana uno de cada tres de nuestro grandes buques que hacen escala en Felixstow", en el este de Inglaterra, explicó el martes a la AFP un portavoz de Maersk, la mayor sociedad de transporte de contenedores del mundo.

La saturación de los muelles de descarga está vinculada, según él, a la falta de camioneros que sufre el país por el Brexit y la pandemia, que está provocando graves problemas de abastecimiento en supermercados y gasolineras.

Para solucionar el problema, algunos navíos descargan la mercancía en puertos europeos como Rotterdam (Países Bajos) o Amberes (Bélgica), donde luego la transportan barcos más pequeños con destino a Felixstowe, indicó.

El responsable de la red marítima este-oeste de Maersk, Lars Mikael Jensen, argumentó que es mejor enviarlos a otro puerto que "tener un buque que espera fuera de Felixstowe durante cuatro, cinco o seis días para conseguir un sitio en el muelle".

El portavoz del grupo indicó que la congestión de los puertos es generalizada en el mundo, pero este puerto británico, por donde pasa un 36% del volumen de flete marítimo en el Reino Unido, "está entre los 3 o 4 puertos más afectados del mundo".

El motivo, según él, es que "los contenedores vacíos no se retiran a una velocidad normal debido a la falta de camioneros" provocada por el Brexit y la pandemia.

La falta de 100.000 conductores y el temor por desabastecimientos generalizados en Navidad llevaron al gobierno británico a revisar su política migratoria y acordar 10.500 visas de trabajo provisionales.